Football

Los Dolphins viven el momento más duro luego de impactante triunfo en Atlanta

El quarterback de los Dolphins Brock Osweiler consiguió dos touchdown el jueves ante los Falcons en Atlanta.
El quarterback de los Dolphins Brock Osweiler consiguió dos touchdown el jueves ante los Falcons en Atlanta. AP

La victoria 34-7 de los Dolphins sobre los Falcons, la noche del jueves en el Mercedes-Benz Stadium en Atlanta en el cierre de la pretemporada, cambió el discurso del entrenador del equipo de Miami Adam Gase.

Ahora las palabras de Gase reflejan la confianza de estar en el camino correcto para la prueba de fuego del inicio de la temporada regular contra los Titans de Tennessee, el próximo 9 de septiembre en el Hard Rock Stadium.

“Fue una muy buena actuación del equipo”, comentó Gase. “Hay algunos errores, pero son de la clase que pueden ser corregidos fácilmente. En la mayor parte del encuentro en Atlanta, las cosas fueron muy fluidas”.

Es cierto que fue un partido de suplentes, pero quedó demostrado que los Dolphins tienen profundidad y que Gase tendrá un duro y amargo momento para reducir su plantilla de 90 jugadores a 53 hasta el sábado a las 4 p.m., que es el cierre establecido por la NFL.

“Esta es la peor parte del trabajo porque estamos juntos desde abril”, explicó el entrenador. “No somos un equipo que cambia muchos jugadores. Tratamos de dar a todos estabilidad durante el campamento de entrenamientos y en los partidos de pretemporada. Ahora se viene la parte menos divertida de nuestra labor”.

La incognita mayor es saber quién será el suplente del quarterback titular Ryan Tannehill. David Fales aparecía como ligero favorito sobre Brock Osweiler, pero este último se destapó la noche del jueves con cuatro ataques para touchdown sin intercepciones y completó 16 de 25 pases para 147 yardas.

“No pienso que los coaches van a tomar en consideración solo un partido, pero deben preguntarle a ellos qué es lo que buscan”, dijo Osweiler. “Mi trabajo el jueves era jugar lo mejor posible, liderar la ofensiva y poner la mayor cantidad de puntos en la pizarra y eso afortunadamente es lo que pude hacer”.

Ambos quarterbacks jugaron un cuarto cada uno: Osweiler el primero y tercero y Fales el segundo y cuarto.

Fales no estuvo brillante. Completó 13 de 20 pases para 94 yardas y una intercepción. Dos de sus series terminaron con goles de campo. Gase, sin embargo, se mostró satisfecho con su desempeño.

“De entrada fue golpeado muy fuerte, pero pese a ello realizó algunos pases muy buenos”, afirmó Gase. “Cumplió un notable trabajo en convertir. Tengo que ver las cosas con más detalle para ver si los errores cometidos son a nuestra cuenta. Siento que hubo jugadas valiosas y Fales hizo lo que le habíamos pedido”.

Tambien Gase se mostró muy entusiasmado con el rendimiento de los novatos running backs Kalen Ballage, autor de dos touchdowns, la noche del jueves, y Buddy Howell, quien convirtió uno más.

Con Kenyan Drake y Frank Gore como lo acarreadores principales, Gase tiene en Ballage y Howell muy buenas alternativas y señaló que ambos jóvenes poseen todo el fuego necesario para triunfar en la NFL.

Igualmente en la defensa del juego aéreo, Gase dispone de sangre joven como los cornerbacks Torry McTyer, Tony Lippett y Cordrea Tankersley, quienes están detrás de los experimentados Bobby McCain y Xavien Howard.

“Tenemos una unidad joven, pero me gusta la forma cómo están compitiendo”,expresó el estratega. “Veremos primero los números y a partir de ah í decidiremos si nos quedamos con cuatro o cinco cornerbacks”.

En cada posición, Gase tendrá el dilema de quién se queda y quién se va. Su responsabilidad es escoger a los mejores para el equipo. El precio de ello para algunos es la decepción de ver postergadas sus aspiraciones por ahora de jugar en la NFL.

  Comentarios