Football

Los Dolphins irán en muletas por un milagro contra su peor enemigo

El quarterback de los Dolphins Ryan Tannehill (17) le da el ovoide al running back Kalen Ballage durante un entrenamiento en Nova Southeastern University, en Davie, Florida, el 1ro de noviembre de 2018.
El quarterback de los Dolphins Ryan Tannehill (17) le da el ovoide al running back Kalen Ballage durante un entrenamiento en Nova Southeastern University, en Davie, Florida, el 1ro de noviembre de 2018. dsantiago@miamiherald.com

Acechados por una plaga de lesiones, los Dolphins (4-4) enfrentarán a su peor enemigo, los Jets de Nueva York (3-5), el domingo (1 P.M. TV: CBS) en el Hard Rock Stadium en un choque divisional que puede convertirse en el punto de quiebre para ambos rivales.

El viernes el entrenador del escuadrón de Miami Adam Gase anunció que el cornerback Cordrea Tankersley había sufrido un desgarro en el ligamento cruzado anterior en su rodilla durante el entrenamiento el día anterior y queda fuera de la temporada.

Se trata del jugador número 11 de los Dolphins en ingresar a la lista de lesionados, es decir, un equipo completo.

“Afrontaremos este partido con los jugadores que tenemos’’, adelantó el estratega en referencia al compromiso contra Nueva York. “Cuando enfrentamos a los Jets sabemos que nos pondrán lo mejor que tienen. Siempre será un partido físico’’.

Para mayor dolor de cabeza de Gase, la inclusión del wide receiver Kenny Stills se decidirá en el último momento. Stills, una de las principales armas del ataque, volvió a entrenarse el viernes, tras no haberlo hecho miércoles ni jueves debido a su lesión en la ingle. El entrenador, sin embargo, se muestra cauteloso.

“No quiero correr el riesgo de que por el hecho que esté activo juegue, algo ocurra y se produzca un gran retroceso’’, explicó Gase. “Solo necesito que Kenny me diga cómo se está sintiendo y a partir de ahí tomaremos una decisión’’.

El propio Stills también prefiere ser cuidadoso y seguir al pie de la letra las indicaciones de los médicos y terapistas.

“La mayoría de las lesiones en los tejidos blandos son similares en el hecho de que no hay que apurarlas para la recuperación’’, comentó el wide receiver. “Uno no quiere volver más pronto de lo necesario porque hay el peligro de empeorar. Hay que ser inteligentes con este tipo de males y estamos tomando las cosas con calma’’.

Stills agregó que respalda todo lo que dice Gase y que verá cómo se siente el domingo para decidir con el técnico en un partido de gran significación para las expectativas de los Dolphins cuando empieza la segunda mitad de la temporada.

“Si miramos los récords en la NFL vemos que todavía estamos en la cacería por llegar a los playoffs y esa es una motivación suficiente para luchar en cada partido’’, expresó Stills. “Si podemos sacar adelante estos encuentros y retomar el rumbo triunfal entonces tendremos muchas posibilidades en la liga’’.

El viernes también se anunció que la lesión del quarterback titular Ryan Tannehill es en la cápsula de su hombro derecho, el de lanzar. Gase aseguró que no será necesaria una operación. Este tipo de lesiones requiere mucha terapia, y Tannehill viene entrenándose de manera limitada.

Mientras, Brock Osweiler se apresta a disputar su cuarto partido consecutivo como titular y su espíritu se encuentra por los cielos.

“Cada semana en mis ojos está grabado el Super Bowl y cada semana afronto el partido más importante de mi vida’’, expresó Osweiler. “Cuando uno tiene la oportunidad de jugar realiza cada acción como si fuese la última. Me entrego lo más fuerte que sea posible con la esperanza de nunca volver a la banca’’.

Para ganar los partidos, sin embargo, no solo basta con que funcione la ofensiva sino también debe responder la defensiva y en eso los Dolphins han estado cojeando luego de un espectacular comienzo de 3-0. Ahora vienen de ganar solo en una de sus cinco últimas salidas.

Se cuestiona mucho el rendimiento de Cameron Wake y Robert Quinn, este último contratado para tener los golpes 1 y 2 en el acoso al quarterback rival. Ambos serán clave para frenar el ataque terrestre de Nueva York.

“Para mejorar la defensiva lo primero es que cada uno haga su trabajo y como consecuencia de ello frenaremos el ataque por tierra de los Jets’’, afirmó Wake. “Si lo logramos tendremos más chance de ir por el quarterback’’.

Mientras, los Dolphins anunciaron que quedan un número limitado de boletos para el choque contra los Jets.

https://www.miamidolphins.com/tickets/single-game

  Comentarios