Football

Equipo de Miami enseña a sus astros a ganar en la vida después del retiro

El dueño de los Dolphins Stephen Ross se dirige a sus jugadores para expresarle su deseo de prepararlos para la vida después del football.
El dueño de los Dolphins Stephen Ross se dirige a sus jugadores para expresarle su deseo de prepararlos para la vida después del football. Foto: Cortesía Miami Dolphins

Los Dolphins no solo cuidan el ahora de sus ases sino también el futuro de ellos cuando dejen el football. Tal es el objetivo del Business Combine (Escuela de Negocios), que se realizó por tercer año consecutivo el fin del mes pasado.

Participaron 26 jugadores estelares y toda la plana directiva de la franquicia de Miami, encabezada por su propietario Stephen Ross, propulsor de la iniciativa.

En esta oportunidad, los Dolphins se asociaron con la organización Athlete Transition U para ser anfitriones del evento. Durante una semana entera, los jugadores participaron en seminarios de negociaciones, trabajo grupal y recorrieron algunos centros empresariales importantes en el área de Miami.

Los jugadores tuvieron acceso directo a los mejores líderes de negocios, pasaron varios momentos de estudio con las empresas de su interés y luego tuvieron que exponer sus experiencias frente a una audiencia y un panel de jueces. Resulta muy triste en el deporte cuando algunos astros que ganaron millones durante su apogeo terminan en la bancarrota tras el retiro, su vida se convierte en un calvario y en un ejemplo patético de cómo no deben hacerse las cosas. Por eso Ross se ha empeñado que esto no ocurra con sus jugadores.

El Business Combine ha sido designado para apoyar a los actuales y exjugadores de los Dolphins en áreas de su interés como bienes raíces, tecnología, operaciones de negocios, desarrollo empresarial e inversiones. “Los jugadores son apasionados con su carrera. La interrogante es, ¿qué hacer con esa pasión cuando llegue el retiro de las canchas?”, se preguntó Ross.

“Tengo la esperanza de ayudarlos a que sigan siendo ganadores en la vida después del football”. Ross, un filántropo y magnate de bienes raíces con una fortuna avaluada en $4,400 millones según la revista Forbes, podría haber utilizado su propio ejemplo para inspirar a sus muchachos, pero prefirió diseñar un plan que se adaptara a cada uno de los interesados. “Lo bueno de este evento es que brinda luces y muestra las oportunidades que hay cuando ellos se retiren del football”, prosiguió Ross.

“Cuando sus días en las canchas terminen podrán abrirse paso en el mundo de los negocios y ser exitosos”. Entre los 26 actuales jugadores de los Dolphins participantes en el evento estuvieron Kiko Alonso, Isaac Asiata, Jerome Baker, Jalen Davis, John Denney, A.J. Derby, Kenyan Drake, David Fales, Luke Falk, Minjah Fitzpatrick, Mike Gesicki, Davon Godchauz, Mat Haack, Charles Harris, Connor Hilland, Xavien Howard, Bobby McCain, T.J. McDonald, Durham Smythe, Kenny Stills, Travis Swanson, Codrea Tankersley, Vincent Taylor, Cameron Wake, Jonathan Woodard y Sam Young. “Gracias al apoyo de Stephen Ross pudimos traer este año el Bussiness Combine al sur de la Florida”, dijo el director de desarrollo de jugadores de los Dolphins Kaleb Thornhill.

“Tener a 26 jugadores en el evento es un testimonio del trabajo de Ross y de toda la organización de los Dolphins”. El cierre del evento fue en el Hard Rock Stadium con una competencia sobre lo aprendido por los participantes. Estuvieron como jueces el ejecutivo principal de los Dolphins Tom Garfinkel, el cofundador de RSE Ventures Matt Higgins, la ejecutiva principal de Goldman Properties Jessica Goldman Srebnick y el glorioso Jason Taylor.

“Durante una semana tuvimos la oportunidad de aprender del Sr. Ross, realmente crecer, desarrollarnos y tener una idea de qué hacer después del football”, dijo el novato Baker. “El Sr. Ross y los Dolphins cuidan de nosotros más allá del deporte. Eso significa mucho. Somos unos privilegiados de estar en una organización como los Dolphins, es una bendición y la voy a aprovechar”.

  Comentarios