Football

Joven quarterback se declara listo para competir y tener un gran impacto en Miami

‘Solo quiero jugar al fútbol,’ dice el nuevo quarterback de los Dolphins

El nuevo quarterback de los Dolphins, Josh Rosen, habla de la nueva temporada durante una conferencia de prensa el 29 de abril de 2019.
Up Next
El nuevo quarterback de los Dolphins, Josh Rosen, habla de la nueva temporada durante una conferencia de prensa el 29 de abril de 2019.

En su presentación como nuevo integrante de los Dolphins, Josh Rosen dijo todas las cosas correctas, sonrió mucho e incluso contó un par de bromas como cuando notó que el sonido del disparador de la cámara de los fotógrafos casi ahogaba su primera conferencia de prensa con el equipo de Miami.

“Estos clics’’, expresó con una pequeña risa, “son ruidosos’’.

Y es que Rosen atrae ahora clics, lo cual es un gran cambio para un equipo como los Dolphins sin una estrella de gran peso.

Ha pasado tanto tiempo desde que Miami tuvo un quarterback de Pro Bowl que Rosen se refirió a él como “el Sr. Marino”.

A pesar de una temporada de novato sin grandes pretensiones que llevó a los Cardinals de Arizona a descartarlo, Rosen aún cree que puede ser un quarterback franquicia de la estirpe de Dan Marino. Y está contento de tener una oportunidad con los Dolphins, quienes están ansiosos por detener el flujo de jugadores en una posición por la que han pasado 19 titulares desde el último juego de Marino hace 20 años.

“No podría estar más emocionado de estar aquí”, expresó Rosen. “Es muy raro que puedas tener una segunda oportunidad para tratar de causar una buena impresión por primera vez”.

En cuanto a la motivación, la sonrisa de Rosen se amplió cuando le preguntaron si ahora el peso del equipo podría caer sobre sus hombros.

“No creo que mi responsabilidad tenga que crecer más”, señaló Rose. “Podría caerme”.

Con 22 años, Rosen fue la décima selección general en el draft de 2018, pero se convirtió en prescindible en Arizona la semana pasada cuando los Cardinals usaron la primera selección global para escoger a Kyler Murray.

Un día después, los Dolphins lo adquirieron al entregar dos selecciones de draft a Arizona y llegó con la premisa de ser parte del esfuerzo de reconstrucción del equipo bajo la tutela del nuevo entrenador Brian Flores.

“Sentí que me habían reclutado dos veces”, afirmó.

Rosen no tuvo reproches para los Cardinals y reconoció que en Miami enfrenta una prueba de un año.

Si no juega bien esta temporada es probable que los Dolphins tengan una pobre marca y logren colocarse en una posición de avanzada para tomar un quarterback en la primera ronda del draft del 2020.

Rosen también reconoció que necesita tiempo para hacer bien su trabajo. Las dudas sobre su liderazgo y personalidad persisten, a pesar de los esfuerzos de sus compañeros y entrenadores en Arizona para disiparlos.

Interrogado sobre la posibilidad de competir por el puesto de titular con otro recién llegado a los Dolphins, el veterano Ryan Fitzpatrick, expresó: “El tiempo que yo pueda jugar no depende de mí”.

Un referente de Miami como Dan Marino no podía quedar fuera de las preguntas a Rosen.

“Ojalá yo pueda hacer algo parecido a lo que fue su gran carrera’’.

Sobre su creencia de que puede convertirse en un jugador franquicia para los Dolphins sentenció: “Creo que soy un buen quarterback y también un buen líder”.

Los Dolphins esperan que tenga razón.

  Comentarios