Football

Dolphins vs. Ravens: Brian Flores se encuentra en el ojo del huracán

El técnico de los Dolphins Brian Flores durante una jugada en el partido de pretemporada ante los Falcons de Atlanta, el 8 de agosto de 2019 en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens, Florida.
El técnico de los Dolphins Brian Flores durante una jugada en el partido de pretemporada ante los Falcons de Atlanta, el 8 de agosto de 2019 en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens, Florida. ctrainor@miamiherald.com

Pasó Dorian por el sur de la Florida, pero el entrenador de origen hondureño Brian Flores se encuentra en el ojo del huracán y afronta el mayor desafío de su carrera en su debut al frente de los Dolphins de Miami contra los Ravens de Baltimore, el domingo (1 p.m. TV: CBS. Radio 560 WQAM, Kiss 99.9 y 1140 AM) en el Hard Rock Stadium.

La ferocidad de las críticas recayeron en la última semana sobre el novato estratega, luego de que los Dolphins se desprendieran de sus principales figuras y el sentimiento mayoritario es que el equipo de Miami se rindió antes de que empiece la temporada regular con el propósito de guardar dinero y selecciones para el Draft de la NFL y así armar un equipo fuerte en el futuro.

“En estos momentos, nuestro enfoque se dirije a Baltimore, ahí es donde necesitan estar nuestros esfuerzos y energías’’, replicó Flores cuando le cuestionaban sobre la salida del equipo de ases como Kiko Alonso, Kenny Stills, Laremy Tunsil, T.J. McDonald y John Denney, entre otros.

“Este es un buen equipo, es duro, disciplinado, hay talento en la ofensiva, defensiva y en los equipos especiales. Necesitamos apuntar nuestra atención a este grupo. Ese ha sido el mensaje que he dado a los jugadores. Cualquier cosa fuera de eso solo va a devaluar lo que tratamos de hacer para el domingo’’.

Los números pueden dar una idea de la enormidad del desafío que tiene Flores el domingo y en la presente campaña.

Solo quedan 22 jugadores del año pasado y 31 son nuevos en el roster de 53. De ellos, 13 son novatos. El quarterback es el veterano de 36 años Ryan Fitzpatrick, quien ingresa a su temporada número 15 y a su octavo equipo en la NFL. Los periodistas especializados pedían al QB de segundo año Josh Rosen, de 22 años de edad, pero el entrenador explicó que en esa posición tan importante en el football prefiere no apurar el proceso de los jóvenes.

Si hay una luz de esperanza para los Dolphins en el debut el domingo, es que los Ravens también entran en un proceso de renovación y en su lista de 53 jugadores incluyeron a 10 novatos, pero mantienen a su grupo de entrenadores con Josh Harbaugh a la cabeza, a su QB Lamar Jackson y su sistema no ha variado.

De todos modos, Harbaugh también se siente agijoneado por la incertidumbre.

“No sabemos qué pasará el domingo’’, afirmó Harbaugh. “Debemos tener confianza. Lidearemos con lo que ocurra’’

En los últimos 10 partidos entre ambos rivales, los Ravens vencieron en ocho y la última cita fue una paliza de 40-0 en Baltimore. A los Dolphins no le ha acomodado en los últimos tiempos el juego duro, agresivo e inmisericorde los Ravens.

Hay otro detalle que no se les escapa a los Ravens. Flores realizó toda su carrera en la NFL con los Patriots de Nueva Inglaterra, a donde llegó en el 2004 y no solo integró el comando de entrenadores con el que ganó cuatro títulos de Super Bowl sino que bebió toda la sabiduría del gran maestro Bill Belichick.


Es evidente que Flores trata de aprovechar al máximo todas las enseñanzas adquiridas con los Patriots y para ello llevó a Miami para posiciones clave a cinco coaches con los que trabajó en Nueva Inglaterra: Chad O’Shea, coordinador ofensivo; Patrick Graham, coordinador defensivo; George Godsey, coach de tight ends; Josh Boyer, coach de cornerbacks; y Jerry Schuplinski, asistente de QB.

“Flores, los coordinadores ofensivo y defensivos y otros coaches proceden de Nueva Inglaterra y llevan a Miami ese sistema, filosofía, esquema y estrategias’’, comentó Harbaugh.

“Les tenemos el mayor respeto. Hemos estudiado los videos no solo de los Dolphins sino también de los Patriots’’.Pese a todos los cambios realizados, los Dolphins tienen armas para hacerse respetar. Su cuerpo de recibidores es muy dinámico con Albert Wilson y Jakeem Grant, este último además es una bala en el retorno de patada.


“Somos un equipo joven’’, dijo Grant. “Poseemos mucho talento, y siento que vamos a sorprender a mucha gente’’.

En el ataque terrestre, el escuadrón de Miami cuenta con Kenyan Drake y Kallen Ballage. Además han sumado al RB de segundo año Mark Walton y el novato Patrick Laird, quien no fue seleccionado en el Draft 2019 de la NFL, pero se convertió en una grata revelación en la pretemporada de los Dolphins.

En la defensiva, los Dolphins mantienen algunos jugadores de primer nivel como el cornerback Xavien Howard, quien el 9 de mayo pasado firmó un contrato por cinco años y $76.5 millones con la franquicia de Miami; el safety Reshad Jones, quien en marzo del 2017 acordó con los Dolphins por cinco años y $60 millones; el también safety Minkah Fitzpatrick; y los linebackers Raekwon McMillan y Jerome Baker.


Si logra ensamblar sus piezas, Flores podrá cumplir una campaña decente, pero el notavo entrenador debe tener muy en claro que la única manera de contrarrestar la incredulidad de los aficionados y las críticas de la prensa especializada es con victorias, de lo contrario tendrá un potente huracán que lo azotará todo el año.

  Comentarios