Football

Otra vergüenza en Miami. Los Dolphins caen estrepitosamente ante los Patriots

El wide receiver de los Patriots Antonio Brown (izq.) anota un touchdown ante el cornerback de los Dolphins Jomal Wiltz en el segundo cuarto del partido celebrado el 15 de septiembre de 2019 en Miami.
El wide receiver de los Patriots Antonio Brown (izq.) anota un touchdown ante el cornerback de los Dolphins Jomal Wiltz en el segundo cuarto del partido celebrado el 15 de septiembre de 2019 en Miami. dsantiago@miamiherald.com

Los Dolphins de Miami recibían este domingo, en el cumpleaños de Dan Marino, a los campeones de la NFL con la misión de mejorar su imagen, tras un nefasto debut contra los Ravens y cuando parecía que lo conseguían la vergüenza fue aún mayor.

A pesar de que fue inferior la diferencia en el marcador el equipo de Miami se fue en blanco.

Su defensa no estuvo nada mal en un inicio ante el poderío de los Patriots, pero su línea ofensiva dejó mucho que desear durante todo el encuentro.

Así el equipo de New England, sin esforzarse demasiado, se impuso 43-0 a un bisoño conjunto de Miami que ahora cosecha dos abultadas derrotas en este inicio de temporada.

““Defensivamente, pensé que los muchachos jugaron duro, hicieron algunas paradas.”, dijo el entrenador de los Dolphins, Brian Flores. “Ofensivamente, no conseguimos nada.. Cada entrenador es diferente y queremos tener nuestra propia personalidad, nuestra propia culturaSimplemente no pudimos encadenar ninguna unidad de manera ofensiva“.

El estelar quarterback Tom Brady dirigió con maestría el ataque de los Patriots con 264 yardas, completando 20 de sus 28 pases. Aunque el punto fuerte de New England sigue siendo la defensa que solo ha permitido tres puntos en los dos partidos jugados.

Por la otra parte, quedaba en evidencia que los Dolphins no tienen quarterback, ni a nadie que le proteja, ni a nadie que reciba. Ryan Fiztpatrick apenas completó 11 pases de 21 y con él al mando su equipo solo avanzó 89 yardas.

Los Patriots liderados por Brady llegaron al Hard Rock Stadium con su nueva adquisición, el wide receiver Antonio Brown esperando salir airosos en el enfrentamiento de David contra Goliat.

El entrenador de los Dolphins Brian Flores logró que su equipo, aunque estaba debajo, contuviera a su exclub en la primera mitad (13-0), pero en la segunda vino la debacle con un 30-0 tras dos retornar dos intercepciones en sendos errores infantiles.

“Pienso que jugaron duro, y creo que jugaron duro durante 60 minutos. Estuvimos allí la mitad, tal vez dos cuartos y medio, y luego simplemente no pudimos hacer que nada saliera ofensivamente”, comentó Flores. Ese es un buen equipo, y simplemente no hicimos lo suficiente“.

Los runnings back de Miami no pudieron correr, no pudieron proteger al QB, permitieron siete derribos y cometieron tres pérdidas de balón. Esta fue la receta del desastre.

Aunque se vieron algunos brotes verdes en defensa a Flores le queda mucho trabajo por delante, es una vergüenza tener 102-10 ante Ravens y Patriots.

Esa es la mayor cifra de puntos permitidos en sus primeros dos juegos en la historia del equipo. Esta nueva marca es 31 puntos peor que el récord anterior (Oilers y Raiders en 1968).

Al menos Flores debería considerar a Josh Rosen (97 yardas) como quarterback titular para el próximo partido aunque diga que “ahora mismo Ryan sigue siendo titular”.

Si ve el video debe cambiar de opinión. Lo bueno es que el equipo se encamina rumbo al Draft 2020 con la temporada perfecta 0-16. A eso se encamina la reconstrucción, pero duele mucho recibir estas palizas.

Juego

Muy pronto Brady conectó con Brown y en el primer avance los Patriots llegaron a la zona de anotación con relativa facilidad y una falta innecesaria de los Dolphins en el tercer down le abrió las puertas a su rival.

Sony Michel corrió una yarda y anotó el primer touchdown con 7:46’ en el reloj. Stephen Gostkowski dio el punto adicional y rápidamente los Patriots estaban delante 7-0.

Los Dolphins se vieron mucho mejor corriendo en ataque y defendiendo con fuerza, a pesar de que nunca le llegaron a Brady. El resultado el primer cuarto quedó así, 7-0.

En el segundo los Patriots atacaron más por tierra. Aunque Brady a la mitad del parcial había completado 8 de sus 9 pases solo tenía avanzadas 73 yardas; mientras que Michel llegaba a 41 con 10 acarreos.

Luego el defensive end John Jenkins le llegó por primera vez a Brady con un buen tackle al estelar QB de New England, que en la siguiente posesión guió a su equipo a conseguir otro touchdown con un pase de 20 yardas a Antonio Brown, para ganar el segundo 6-0, después de que Gostkowski fallara su segunda patada, esta vez para el punto adicional.

La primera mitad terminó 13-0 favorable a New England, con el quarterback de Miami, Fitzpatrick, consiguiendo apenas 38 yardas (4/7 en pases), aunque esta vez supo matar el reloj y darle más descanso a la línea defensiva.

En el tercero (12.26’) Fitzpatrick fue interceptado en la yarda 36 y los Patriots le hicieron pagar después de una buena defensa de Miami, con un gol de campo de Gostkowski de 26 yardas para poner el marcador 16-0.

Luego (con 4:23’) Flores pidió revisión por interferencia de los Patriots, la misma prosperó y el ovide retrocedió de la yarda cuatro a la 25, pero lo único que consiguió fue ganar un par de minutos. Los Patriots en un abrir y cerrar de ojos anotaron por tierra el tercer TD en un pase para poner el juego 23-0.0.

En el último cuarto faltando 10:45’ de nuevo Fitzpatrick fue interceptado y con el retorno de 54 yardas de Stephon Gilmore, más la patada adicional, los Patriots pusieron otros siete puntos en la pizarra para el 30-0.

Pero eso no era nada poco después Kaleen Balage soltó un pase de Fitz y el ovoide cayó en las manos de Jamie Collins, que tras correr 69 yardas anotó el séptimo TD poniendo la pizarra 37-0, para decepción de los aficionados que llenaron el estadio pese a la amenaza de lluvia.

Para colmo el QB suplente de los Dolphins, Josh Rosen, recibió un fuerte golpe en una rodilla cuando sustituyó a Fitzpatrick con el juego ya perdido. New England anotó otro TD, el octavo, cuando Brady se la pasó a White para que avanzara 10 yardas y entrara sin oposición.

El cuarto parcial fue de 20-0 después de que Gostkowski volviera a fallar el punto extra. Rosen lo intentó con todo en los segundos finales llevando el ovoide a ocho yardas de la zona de anotación con un segundo por jugar, pero su pase fue interceptado y Miami se quedó en cero.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios