Football

Dolphins caen en dramático final ante Redskins y mantienen perfecta la casilla de las derrotas

Al terminar el juego contra los Redskins este domingo en el Hard Rock Stadium, los Dolphins pudieron decir eso de “misión cumplida”.

En una raro encuentro el equipo de Washington consiguió su primera victoria de la temporada (1-5) al derrotar 17-16 al conjunto de Miami, que ahora con 0-5 le arrebató la última plaza de la NFL.

Y es que el partido guardó las mejores emociones para el final.

En el último cuarto el entrenador de los Dolphins Brian Flores sustituyó a su quarterback titular Josh Rosen para dar entrada al veterano Ryan Fitzpatrick, quien a poco de entrar llevó a su equipo a anotar el touchdown que puso el el juego 17-10.

En los últimos 26 segundos Fitzpatrick puso a los Dolphins a 25 yardas de empatar el juego y finalmente consiguió el touchdown con un gran pase de 11 yardas a DeVante Parker, faltando seis segundos para terminar el partido.

Flores, en vez de intentar el empate con un punto extra, buscó hacer una conversión de dos puntos, pero la jugada le salió mal. El running back Kenyan Drake dejó caer el ovoide y ahí mismo se esfumó la victoria y se consolidó la derrota de Miami.

“Estábamos tratando de ganar el juego. Nos sentimos bien con la jugada. Es algo en lo que trabajamos toda la semana”, dijo Flores. “Pensamos que teníamos la oportunidad de ganar el juego, y ese fue el proceso de pensamiento allí. Hicieron una buena jugada. Estaban listos para continuar; pero fuimos a tratar de ganar el juego en esa situación con el tiempo restante“.

A los Dolphins le viene bien eso de que se está dejando ganar porque así puede tapar todas deficiencias de un equipo no apto para jugar en la NFL. Lo trascendental es que a pesar de su situación, y de su mal juego, sus incondicionales aficionados no dejan de animar jugada tras jugada.

Los Dolphins por primera vez en la temporada no permitieron 30 puntos, ni siquiera 20, y la diferencia no fue significativa, aunque tampoco le dio vergüenza caer en casa ante el peor equipo de la liga.

Las defensas se impusieron en la primera mitad que terminó 7-3 favorable a Washington. En la segunda (10-13) un poco menos, pero al final se mantuvo esa pequeña diferencia.


El QB Rosen no estuvo muy acertado este domingo. En tres cuartos completó 15 de sus 25 pases para que los Dolphins avanzaran 85 yardas y anotaran solo un gol de campo; además de ser interceptado dos veces y derribado en cinco ocasiones.

Mientras Fitzpatrick, el QB suplente, estuvo muchísimo mejor completando en ese corto periodo de tiempo 12 de sus 18 pases para avanzar 132 yardas y anotar un touchdown.

“Sentí que necesitábamos una chispa. Estábamos abajo 17-3 en ese punto. La defensa realmente hizo una buena parada para mantenerlo en un juego de dos puntos o un juego de 14 puntos”, comentó el entrenador. “Sentimos que ese era el movimiento correcto en ese momento, la forma en que íbamos ofensivamente”.

Mark Walton fue el mejor wide receiver de los Dolphins con cinco capturas y 43 yardas; mientras que Kenyan Drake era el mejor running back con 10 acarreos y 40 yardas.

El novato wide receiver Preston Williams tuvo 21 yardas y estuvo muy bien retornando las patadas en el equipo especial.

Juego

El primer cuarto no pudo ser peor y en consecuencia terminó 0-0. Lo más destacado fueron los cuatro derribos a Rosen y el engaño del running back de los Dolphins Kalen Ballege en un cuarto down, faltando poco más de dos minutos que no tuvo consecuencias.

El RB de Washington Adrian Paterson se escapó, corrió 25 yardas y puso el ovoide a 28 yardas para que posteriormente su quarterback Case Keenum, con un pase de 25 yardas al wide receiver Terry McLaurin, anotara el primer touchdown del juego con 11:34 en el reloj.

Acto seguido el pateador Dustin Hopkins con el punto extra completó el ataque y puso el 7-0 favorable a los Redskins.

A los 7:47’ se produjo una intercepción a Rosen sin consecuencias. Posteriormente Rosen guió a los Dolphins a las cercanías del la zona de anotación y Jason Sanders con un gol de campo de 39 yardas puso el marcador 7-3 con 1:07 para el descanso.

Así terminó la primera mitad. Un exquisito pase de 33 yardas de Keenum a Terry McLaurin terminó con el segundo TD de los Redskins y el punto extra de Hopkins amplió a su favor el marcador 14-3, con 9:48’ del tercer cuarto.

La defensa de Miami logró frenar a la de Washington cuando le faltaba solo una yarda para anotar el touchdown y se tuvo que conformar con el gol de campo de Hopkins que amplió a 17-3 la diferencia con la que terminó el parcial.

Al inicio del último cuarto los Dolphins, ya con Fitzpatrick como quarterback, fueron avanzando poco a poco para ponerse muy cerca de la zona de anotación.

Con 10:56 por jugar el RB Ballage corrió la yarda para anotar el primer touchdown de los locales y consecutivamente Sanders no falló el punto extra para que Miami se acercarse en el marcador 17-10.

Fitzpatrick puso a los Dolphins a 25 yardas de empatar el juego con 26 segundos y finalmente consiguió el touchdown con un gran pase a Parker faltando seis segundos para terminar el partido.

Flores se la jugó tratando de hacer una conversión de dos puntos, pero no pudo ser.

“Fue divertido. Creo que había mucha confianza después de que algunos muchachos hicieron buenas jugadas”, comentó Fitzpatrick. “Ese es el tipo de cosas que amas, y me alegré de haber decidido ir por dos. Ese fue el movimiento correcto, y desearía que hubiéramos entrado allí ”.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios