Football

Flores lo tiene muy claro a pesar de sus cambios de quarterback

La vida cambia y los Dolphins también… de cromos.

A pesar de su mala pretemporada el primer quarterback titular de los Dolphins fue el veterano de 36 años Bryan Fitzpatrick, duró dos juegos. Luego le llegó el turno al joven de 22, Josh Rosen, y duró tres.

Lo que el entrenador de los Dolphins, Brian Flores, ha dejado muy claro Flores ha dejado muy claro es que no confía en ninguno de sus dos quarterbacks al anunciar que este domingo Fitzpatrick será de nuevo el titular para enfrentar a los Bills en Nueva York.

Los Dolphins con marca de 0-5, tras su última derrota en casa ante los Redskins, se dirigen directamente a una temporada de 0-16 con lo que tendrían asegurado la primera elección del Draft 2020, donde podrían elegir al quarterback estrella de Alabama Tua Tagovailoa.


El equipo de Miami no tiene un quaterback de peso desde 1999 con la retirada de Dan Marino y necesita encontrar uno en este proceso de reconstrucción y evidentemente en el mismo no están no Fitzpatrick ni Rosen.

Tal vez Rosen pudiera quedarse como el QB suplente temporada y tal vez es mejor que se vaya preparando como tal, de lo contrario carece de sentido este cambia cambia con Fitzpatrick, quien aunque muy bien pudiera quedarse como mentor, le deben dar las gracias al final de la temporada.

Rosen fue traído a Miami como uno de los grandes movimientos el día del Draft 2019, pero el joven de 22 años no ha cumplido con la expectativa cuando se le ha dado la oportunidad y ante Washington, con todo a favor, no tuvo un buen desempeño.

A menos que forme parte de una estrategia, de un plan muy bien concebido, particularmente pienso que cambiarle por tener un mal juego, incluso por varios, no es bueno para el desarrollo de un jugador como Rosen, más en una posición que lo que necesita es tiempo.


Sin embargo, lo más curioso es que Flores dice una cosa hoy y a los dos días lo contrario. Ya ocurrió cuando ratificó a Fitzpatrick un domingo y el martes puso a Rosen; ahora, el lunes dijo que su QB era Rosen, pese a su mal partido, y el miércoles anunció que “Fitzmagic” iba a abrir ante los Bill el próximo domingo.

“Realmente no tengo derecho a nada, ni merezco nada fuera de lo que me han dado”, comentó Ryan. “Soy miembro de los Dolphins y lo haré lo mejor que pueda”.

Si Rosen cometió errores ¿cómo los va a corregir si no le dan la oportunidad?

“Estoy desanimado, pero es parte del proceso”, dijo Rosen. “Si el entrenador quiere tomar la decisión, es su decisión. Desearía haberse puesto un poco más difícil, pero es una temporada larga, voy a seguir presionando a Fitz, y estar allí para ayudarle, como él me ayudó a mí”.

Ahora solo queda pensar que si Fitz falla regresará Rosen y si lo hace bien, se quedará; aunque ninguno de los dos son ninguna garantía para ganar juegos y eso es precisamente lo que necesitan los delfines para quedar en el último puesto en la NFL.

Lo último es que hay rumores de que pueden cambiar a Kenyan Drake, el mismo que dejó caer el pase de Fitzpatrick en la última jugada del partido contra los Redskins, que pudo significar el triunfo.

Tan es así que a pesar del 0-5 en este inicio de temporada, el propietario de los Dolphins Stephen Ross no ha puesto en duda a Flores y le ha ratificado en el puesto, incluso a pesar de que hay otros entrenadores disponibles para la próxima temporada que son de su agrado, como Lincoln Riley, de Oklahoma, y John Harbuagh, de Michigan.

Ross cuando se trajo a Flores de los Patriots era consciente de era para reconstruir el equipo y los cambios que se han hecho lo han confirmado, por tanto este año haga lo que haga su puesto de entrenador no está en peligro.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios