Football

Los Dolphins divierten, hacen sufrir y ganan como los valientes

El quarterback de los Dolphins Ryan Fitzpatrick anota un touchdown ante la marca del cornerback de los Colts Kenny Moore, el domingo 10 de noviembre de 2019 en Indianápolis.
El quarterback de los Dolphins Ryan Fitzpatrick anota un touchdown ante la marca del cornerback de los Colts Kenny Moore, el domingo 10 de noviembre de 2019 en Indianápolis. Foto: AP

Con una tremenda actitud y una dirección magistral de Brian Flores, los Dolphins (2-7) derrotaron 16-12 a los Colts (5-4), el domingo en el mismísimo Lucas Oil Stadium en Indianápolis para su segunda victoria consecutiva de la temporada y en una nueva demostración que estos sí son los Dolphins que ama la afición.

El planteamiento del entrenador del equipo de Miami fue valiente. Siempre fue a buscar el partido, a tratar de poner puntos en la pizarra aunque ello tuviera grandes riesgos y además hubo un gran trabajo de estudio y la estrategia fue frenar el ataque terrestre de los Colts, que era uno de sus puntos fuertes.

Apenas en la segunda jugada del partido, los Dolphins perdieron el ovoide en ofensiva cuando la defensa de Indianápolis forzó un fumble al tight end Mike Gesicki.

El equipo de Miami pudo haberse venido abajo en ese instante, pero ocurrió todo lo contrario y se creció ante la adversidad porque pocos minutos después en la línea de anotación el safety Steven Parker interceptó al quarterback rival Brian Hoyer y evitó que los Colts convirtieran un touchdown.

Fue la primera de dos intercepciones de los Dolphins que resultaron muy importantes en el partido, porque siempre el entrenador de origen hondureño predica a sus jugadores que hay que ganar la batalla de los turnovers, que son decisivas en el football. Y esta vez los surfloridanos la ganaron 3-2 a los Colts.

A los 9:16 minutos de empezado el encuentro, los Dolphins estaban arriba 3-0 gracias a un gol de campo de 47 yardas de Jason Sanders.

Más allá de todo, sin embargo, estaba la actitud de Flores que transmitía a sus jugadores el espíritu de ir adelante siempre.

Fue por un cuarto down y tres yardas y lo ganó, luego se atrevió a ir por el touchdown cuando su equipo estaba en la zona de anotación en cuarto down. No pudo completar las yardas y perdió, pero el mensaje que dejaba Flores es que no le temblaba el pulso cuando se trataba de intentar la victoria.

Sobre el final de primer tiempo, el quarterback de los Dolphins Ryan Fitzpatrick se jugó su integridad en una corrida espectacular de 11 yardas para touchdown. De esta manera el equipo de Miami se ponía 10-0 en la cabeza ante la enorme sorpresa de los aficionados.


Antes de irse al descanso, Bobby McCain interceptó por segunda vez a Hoyer e impidió que los Cots terminaran el primer tiempo con la tranquilidad de tener puntos en la pizarra.

Lo más importante de los Dolphins, sin embargo, es que en las cinco últimas semanas el equipo ha mostrado un notable progreso en las tres fases del juego, ofensiva, defensiva y equipos especiales.

Pese a que en menos de dos semanas perdieron dos importantes running backs, Kenyan Drake, quien fue canjeado a los Cardinals de Arizona, y Mark Walton, quien fue suspendido cuatro semanas por la NFL por uso de sustancias prohibidas, tuvo la buena fortuna de recuperar a Kalen Ballage, quien fue un arma importante en el choque contra Indianápolis.


En la defensiva, el esfuerzo fue notable sobre todo en el hecho de haber frenado el ataque terrestre de los Colts, que es uno de los mejores en la liga. Y los equipos especiales jugaron con eficiencia para contribuir a mejor posición en el campo.

Algo clave fue también la disciplina de los Dolphins, que estuvieron muy aplicados en el hecho de no cometer faltas y de esta manera pudieron jugar un partido limpio, inteligente y valeroso.

En la reanudación del partido las cosas se complicaron para los Dolphins, porque la ofensiva de los Colts encontró la fórmula de acarrear el balón y la defensiva pudo frenar a Fitzpatrick y los suyos.


Como consecuencia de ese buen trabajo, el legendario pateador Adam Vinatieri pudo descontar el marcador 10-3 con un gol de campo de 25 yardas.

Sobre el final del tercer cuarto, los Dolphins limitaron a los Colts a un nuevo gol de campo convertido por Vinatieri.

Luego de ser interceptado Fitzpatrick, el equipo de Indiana logró pasar adelante 12-10 con un pase de una yarda de Hoyer para Jack Doyle para touchdown, pero Vinatieri falló en el punto extra.


Desde 48 yardas, Sanders acertó un field goal y puso de nuevo arriba a los Dolphins, 13-12 a 5:45 minutos para el final de la contienda.

Nik Needham, de los Dolphins, interceptó a Hoyer a 5:37 minutos para el final del partido. Luego retomaron la ofensiva y acto seguido el árbitro ordenó a Fitzpatrick que saliera del campo para ser revisado por el médico debido a un golpe anterior. Josh Rosen ingresó y el equipo de Miami solo alcanzó un gol de campo de 48 yardas de Sanders a 3:31 minutos para el final.

Fitzpatrick completó 21 de 33 pases, para 168 yardas, anotó un touchdown, fue interceptado una vez y tres veces fue derribado.

  Comentarios