Football

Difícil misión para los Dolphins contra los Patriots

Ryan Tannehill (17) pasa el ovoide en el choque contra los Ravens, el domingo pasado en Miami.
Ryan Tannehill (17) pasa el ovoide en el choque contra los Ravens, el domingo pasado en Miami. MIAMI HERALD STAFF

Los Dolphins tienen una misión casi imposible contra los Patriots de Nueva Inglaterra, el domingo (1 p.m. TV: CBS) en el Gillette Stadium en Foxboro, Mass.

El favoritismo se inclina para los dueños de casa por nueve puntos, y en realidad todo está a favor de los Patriots (10-3). Una victoria los coronará campeones de la División Este de la Conferencia Americana y los acercará a conseguir el descanso en la primera fecha de los playoffs.

En cambio, los Dolphins (7-6) están quemando sus últimos cartuchos, y una nueva derrota enterrará sus esperanzas de llegar a la postemporada por primera vez desde el 2008.

Las últimas cinco batallas libradas por ambos rivales en el Gillette Stadium fueron ganadas por los Patriots, que tienen un récord de 26-2 en diciembre en casa. En cambio, el récord total de Miami en diciembre desde el 2010 es de 9-11.

“Los Patriots tienen un excelente equipo”, sentenció el entrenador de los Dolphins Joel Philbin. “No es fácil ganarles en su propia casa”.

Tom Brady ha convertido la ofensiva de los Patriots en la tercera más productiva de la NFL en la presente campaña, con un promedio de 30.9 puntos por partido; mientras la defensiva de los Dolphins es la séptima de la liga.

Para colmo, dos columnas en la defensiva de los Dolphins fueron incluidas en la lista de dudas entregada el viernes: los linebackers Jelani Jenkins (pie) y Koa Misi (rodilla/tendón de la corva). Ninguno entrenó durante la semana.

La ofensiva de los Dolphins viene de anotar apenas dos touchdowns en sus anteriores dos partidos, pero el quarterback Ryan Tannehill no esconde su optimismo para el choque del domingo.

“Será una pelea. Cada vez que enfrentamos a los Patriots sentimos respeto por lo que han logrado, pero al mismo tiempo salimos muy motivados”, dijo Tannehill. “Esta será la sexta vez que los voy a enfrentar y mi récord es 2-3. Será un partido muy importante para nosotros, y como visitantes. Nueva Inglaterra es un lugar muy duro para jugar, especialmente en diciembre”.

Mike Pouncey tiene muy claro que una derrota más será el fin de la temporada de los Dolphins.

“Veo este partido como el que definirá la temporada, porque sabemos que si no ganamos no tendremos posibilidades de ir a los playoffs, por lo tanto saldremos con una gran actitud”, dijo el center. “Tratamos de practicar de la mejor manera posible durante la semana. La primera vez que enfrentamos a los Patriots en esta temporada jugamos muy bien”.

En efecto, en ese juego de apertura de la campaña, los Dolphins triunfaron en el Sun Life Stadium. Los Patriots no lo olvidan, por eso el juego del domingo en el Gillette Stadium lo llaman el de la “redención”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios