Football

Los Patriots entierran a los Dolphins

Ryan Tannehill (17) es presionado por Rob Ninkovich (50), el domingo en el Gillette Stadium.
Ryan Tannehill (17) es presionado por Rob Ninkovich (50), el domingo en el Gillette Stadium. MIAMI HERALD STAFF

Los Ravens de Baltimore pusieron la temporada de los Dolphins contra las cuerdas. Los Patriots virtualmente enterraron al equipo de Miami.

El conjunto de Nueva Inglaterra impuso un récord de la franquicia al anotar 24 puntos en el tercer cuarto para vencer 41-13 a los Dolphins el domingo, dejándolos en una posición de 7-7 y con dudas sobre el futuro del entrenador Joe Philbin en el club.

Las esperanzas de los Dolphins de llegar a los playoffs por primera vez desde el 2008 quedaron basicamente en cero. Han sido superados 69-26 en las últimas dos fechas en dos encuentros decisivos.

El único drama que queda por resolver en la temporada es si el dueño del club Steve Ross despedirá al entrenador.

Solo dos entrenadores de los Dolphins sobrevivieron luego de fracasar tres temporadas consecutivas en el intento por llegar a los playoffs. Uno de ellos fue George Wilson, quien dirigió al club durante su campaña de expansión.

El otro fue Don Shula, el entrenador más ganador de partidos en la historia de la NFL.

Mientras, los Patriots (11-3), alcanzaron su sexto título consecutivo de la División Este de la Conferencia Americana.

Las cosas empezaron bien para los Dolphins. En la primera jugada del partido, Ryan Tannehill encontró a Mike Wallace con una bomba de 50 yardas.

Aquello fue un espejismo en los tres primeros minutos de juego. Los próximos tres ataques del equipo de Miami no llegaron a ninguna parte y se optó por el gol de campo.

Ahí las cosas tampoco salieron bien. El intento desde 41 yardas de Caleb Sturgis fue bloqueado por Jamie Collins y devuelto por Kyle Arrington para un touchdown de 62 yardas.

Los Patriots se fueron con todo, pero Tom Brady falló un pase y los Dolphins recuperaron el ovoide en la yarda 34 de su cancha. Luego Sturgis disparó un field goal desde 24 yardas para cortar la diferencia a 7-3. El equipo de Miami ganó 150 yardas en el primer periodo, el más alto de la temporada, pero no mostró nada más.

En cambio los Patriots aprovechaban al máximo sus oportunidades. Duron Harmon interceptó a Ryan Tannehill, quien hizo un mal pase a Brandon Gibson, y retornó el ovoide hasta la yarda ocho de Miami. Tres jugadas más tarde, Shane Vereen pisaba la zona de anotación.

Sturgis acertó un gol de campo de 53 yardas, y los Dolphins se contentaban con patadas cuando lo que necesitaban era touchdowns.

Consiguieron uno sobre el final del primer tiempo.

Un retorno de 32 yardas de Jarvis Landry puso al conjunto de Miami en posición de anotar con 11 segundos en el reloj. Tannehill solo necesitó seis. Pasó para Wallace, quien capturó el ovoide con una mano y lo aseguró antes de salir de la cancha. Los árbitros sancionaron pase incompleto, pero después de la revisión del video se decretó touchdown.

Tras cuatro minutos de reanudado el partido, Brady dirigió un ataque de ocho jugadas y 79 yardas que se coronó con un TD de tres yardas de LaGarrett Blount.

Luego Stephen Gostkowski clavó un gol de campo de 35 yardas para extender 11 puntos la ventaja de los Patriots.

Después vino la avalancha. Brady se conectó con Rob Gronkowski para un touchdown de 27 yardas y luego encontró a Julian Edelman para una anotación de seis yardas. Los 24 puntos que marcaron los Patriots en el tercer cuarto conforman la cifra más alta en la historia de la franquicia de 55 años.

  Comentarios