Football

Un Huracán de Miami con presencia en el Super Bowl

Tom Brady (izq.) saluda a su compañero de los Patriots Vince Wilfork, quien mide 6.2 pies y pesa 326 libras. La UM ha estado en 15 de los últimos 16 Super Bowls.
Tom Brady (izq.) saluda a su compañero de los Patriots Vince Wilfork, quien mide 6.2 pies y pesa 326 libras. La UM ha estado en 15 de los últimos 16 Super Bowls. AP

-Conforme pasan los años más amigos de Vince Wilfork se retiran, pero el defensive tackle de los Patriots de Nueva Inglaterra continúa dando guerra en las canchas.

Su equipo y los Seahawks de Seattle disputarán el XLIX Super Bowl el domingo (6:30 p.m. TV: NBC) en Phoenix, Arizona.

Wilfork es uno de los 38 jugadores de la Universidad de Miami que fueron elegidos en el Draft 2001 de la NFL, lo cual sirve para considerar a ese equipo entre los mejores en la historia del football universitario.

De los 31, solo seis seguían jugando cuando terminó la temporada regular del 2014: el wide receiver Andre Johnson, defensive back Antrel Rolle, running back Frank Gore, linebacker D.J. Williams y el center Chris Myers.

“Estoy seguro que la UM tendrá un equipo de la calidad que estamos acostumbrado”, afirmó Wilfork. “Sé que hay muchos estudiantes esperando su oportunidad. Y tengo el presentimiento de que ocurrirá pronto, solo hay que ser capaz de reconstruir y poner un programa que funcione”.

De aquella camada del 2001, Wilfork quizás sea la última oportunidad para colocarse el anillo del Super Bowl, y de esta manera cerrar con broche de oro el libro de una de las generaciones más dominantes en la historia del football.

El partido marca la 15ta vez en 16 años que un jugador de los Huracanes aparece en el Super Bowl. Hace dos años, el juego máximo del football tuvo cinco ases de la UM: Gore, Ray Lewis, Ed Reed, Bryant McKinnie y Tavares Gooden.

Como lo puede atestiguar cualquier seguidor de los Huracanes, sin embargo, los tiempos han cambiado.

El talento sencillamente no es el mismo. Y para que la racha de jugadores de la UM en el Super Bowl continúe, la media docena de jugadores que irán al Draft en mayo próximo deberán florecer en la NFL de la manera que lo hicieron en Coral Gables.

Wilfork, de 33 años, es el mejor ejemplo para todos ellos. Fue titular en los 16 partidos en la campaña del 2014, un año después de haberse roto el tendón de Aquiles, una lesión con el potencial de acabar con una carrera deportiva.

“He leido muchas historias acerca de las personas de mi edad y mi peso [326 libras] que regresan tras esta lesión”, comentó Wilfork. “A veces le digo a la gente que no soy humano. Una de las cosas que más me impulsaron a volver fue escuchar a la gente decir que ya no tenía más chance. La gente en mi casa en Florida y mi esposa me alientan. Literalmente me mato entrenando todos los días para estar al tope y ahora me siento más fuerte que nunca”.

En su 11na temporada en la NFL, en el 2014, respondió con 42 tackles, dos sacks y 19 acosos al quarterback contrario.

  Comentarios