Fútbol

Cristiano contra Alexis, el duelo de cañoneros en la Copa Confederaciones

En el entrenamiento de Portugal, Cristiano Ronaldo controla el balón el lunes en San Petersburgo, Rusia.
En el entrenamiento de Portugal, Cristiano Ronaldo controla el balón el lunes en San Petersburgo, Rusia. AP

Cristiano Ronaldo contra Alexis. Portugal contra Chile. El resultado de la primera semifinal de la Copa Confederaciones dependerá del juego de las principales estrellas del campeonato.

Son los referentes en sus equipos, Real Madrid y Arsenal, y de sus selecciones, las grandes favoritas a alzarse con el trofeo, pese a debutar en esta copa.

A imagen y semejanza del mexicano Hugo Sánchez, Cristiano se ha ido acercando al área y cada vez gasta menos energía en otras labores para reconvertirse en un goleador puro, mientras Alexis es un jugador universal, que vale para el contraataque y para el juego posicional.

Los aficionados rusos llenan los estadios donde juega Portugal sólo para poder ver de cerca a Cristiano, que se ha convertido en la imagen de marca de la Copa Confederaciones.

El astro portugués comenzó el torneo inquieto por sus problemas con la Hacienda española y los rumores de su salida del Real Madrid, pero según avanzaban los partidos ha ido recuperando la sonrisa.

Ante México no marcó, pero hizo temblar el larguero con un magnífico disparo y dio a Quaresma el pase del primer gol.

Recuperó su mejor versión ante Rusia, ya que anotó el único gol del encuentro a los nueve minutos y fue una constante pesadilla para la defensa del equipo anfitrión.

Aunque sólo marco de penalti, también estuvo muy activo ante Nueva Zelanda, golpeó el larguero con otro estupendo cabezazo, aunque fue sustituido mediada la segunda parte por 1ra vez en casi cuatro años con las “quinas”.

El jugador madridista es ahora el máximo goleador del torneo, empatado a dos goles con los alemanes Stindl y Werner, otro aliciente para el portugués.

Pese a empezar renqueante, Alexis ha sido el futbolista más determinante de la Copa Confederaciones, ya que por sí solo sacó a La Roja de los atolladeros en que se ha metido, que no han sido pocos.

Jugó sólo media hora ante Camerún, pero dio el pase del primer gol a Arturo Vidal y protagonizó en solitario la jugada que acabó en el de Vargas.

Ante los alemanes salió como un vendaval, al igual que el resto de su equipo, y marcó a los seis minutos tras un buen pase de Vidal.

Aterrorizó a la defensa alemana con su endiablada velocidad, al igual que en el tercer partido ante los australianos, aunque estuvo más impreciso.

Con todo, protagonizó las mejores jugadas del equipo sudamericano, incluido la que permitió a Martín Rodríguez marcar el gol del empate, que clasificó a Chile para las semifinales.

Mientras, Cristiano acapara todos los focos, incluso de los jugadores y entrenadores rivales, que piden sacarse fotos con él.

Alexis no ha ocultado que ganar la Copa Confederaciones es un sueño para la generación dorada del fútbol chileno, que además quiere romper el maleficio de que el que gana este torneo fracasa en el Mundial.

Aunque tiene casi garantizado el Balón de Oro tras alzarse con la liga española y la “Champions” con el Real Madrid, Cristiano sigue hambriento y quiere sumar esta copa a su envidiable palmarés.

En cuanto al Mundial de Rusia, quiere lograr lo que no pudieron alcanzar las grandes estrellas del fútbol luso a lo largo de su historia: Eusebio, Futre o Figo.

México y Chile velan armas antes de las semifinales de la Confederaciones

Pablo MELIAN

Kazán, Rusia, 26 Jun 2017 (AFP) - Chile y México entrenaron este lunes y posteriormente viajaron a Kazán y a Sochi, donde el miércoles y el jueves se enfrentarán respectivamente a Portugal y Alemania en las semifinales de la Copa de las Confederaciones.

Tras empatar 1-1 frente a Australia y finalizar segunda en el grupo B, la ‘Roja' se vio condenada a tener únicamente dos días de descanso antes de las semifinales.

Con este panorama, el equipo técnico planificó un entrenamiento a puerta cerrada en el Strogino Stadium de Moscú antes de tomar un avión a Kazán. La sesión no incluyó contacto con los medios.

La mayor preocupación del entrenador Juan Antonio Pizzi es recuperar a los hombres claves que no están al 100%.

Es el caso de Charles Aránguiz, que sufrió un fuerte golpe ante Australia, y Gary Medel, que no jugó ante el equipo oceánico tras sufrir una contractura contra Alemania (1-1).

Por el contrario, el técnico hispano-argentino está satisfecho por contar con su arquero y capitán Claudio Bravo, recuperado de sus problemas musculares y que regresó a la titularidad el domingo, después de que Johnny Herrera defendiera el arco en las dos primeras fechas.

“La importancia de Claudio es que esté con nosotros. Tiene una ascendencia muy grande sobre sus compañeros. Es un referente en los futbolístico y en lo humano”, dijo Pizzi el domingo.

Otro Pizzi, el centrocampista portugués, habló para los medios en San Petersburgo, donde entrenó este lunes su formación antes de volar a Kazán.

“Vamos a jugar ante una de las selecciones favoritas. Sabemos que Chile nos va a poner en dificultades, pero vamos a prepararnos bien”, dijo Pizzi, que reconoció que su apodo venía precisamente de los tiempos de jugador del hoy seleccionador chileno.

“Cuando era pequeño él jugaba en el Barcelona y metía muchos goles, como yo, y en el barrio pasaron a llamarme Pizzi. El día del partido quiero darle un abrazo, pero quiero que el Pizzi portugués esté en la final”, añadió.

Mientras Chile y Portugal viajaban a Kazán, México se despedía de la capital de la República de Tartaristán, donde ha jugado dos de sus tres partidos de la primera fase, convertida en cuartel general del Tri.

Antes de trasladarse al aeropuerto para tomar un avión con destino Sochi, donde el jueves desafiará a la campeona del mundo, México completó la última sesión en el Estadio Central.

En un entrenamiento abierto a la prensa, con el Kremlin de Kazán de fondo en una soleada mañana, Chicharito Hernández hizo sonar las alarmas al final del calentamiento cuando abandonó el grupo para iniciar un suave trote mientras sus compañeros se preparaban para disputar un partido ‘10 contra 10' en terreno reducido.

“Salió porque estaba cansado del partido (del sábado ante Rusia), llevamos muchos minutos y entrenamientos, y necesitaba un poquito de descanso”, anunció más tarde su compañero Jonathan Dos Santos.

La sesión de México estuvo marcada por la intensidad y el trabajo en la circulación rápida de balón. El técnico colombiano Juan Carlos Osorio insistió en fomentar la creatividad de sus jugadores para encontrar espacios y situaciones idóneas en ataque.

En el entrenamiento no participó Diego Reyes, que no acabó el partido contra Rusia (victoria 2-1) por problemas en los isquiotibiales. Se quedó en el hotel haciendo ejercicios de recuperación.

Alemania, el rival del Tri, no necesita salir de Sochi, donde el domingo ganó 3-1 a Camerún. Este lunes completó una sesión a puerta cerrada en el Park Arena de la ciudad costera.

La FIFA aprovechó este lunes para hacer un balance del asistente de vídeo, gran protagonista de la primera fase.

“Globalmente los resultados son muy positivos. Pero es verdad que muchos aspectos deben mejorar. Lo más importante es que el vídeo no ha dejado pasar ningún error manifiesto”, declaró Massimo Busacca, el jefe de arbitraje de la FIFA.

 
  Comentarios