Fútbol

Olimpia prepara su choque con la U

DARIO CABALLERO y José Ramírez (izq.), del Olímpia, 
celebran su pase a segunda ronda de la Copa Sudamericana.
DARIO CABALLERO y José Ramírez (izq.), del Olímpia, celebran su pase a segunda ronda de la Copa Sudamericana. EFE

La delegación del Olimpia paraguayo viajó ayer a Buenos Aires, donde pernoctará antes de enfrentar hoy a Universidad Católica de Chile, en la ida de la Fase 1 de la Copa Sudamericana.

El Olimpia, que eliminó en la etapa anterior al Blooming de Bolivia, viene de perder el clásico paraguayo 1-0 ante el Cerro Porteño, lo que reavivó las críticas contra su DT, el argentino Gustavo Costas.

"Será un partido difícil, estamos recuperándonos y tenemos que traer un buen resultado'', afirmó Costas con relación al encuentro ante el conjunto chileno, al que se medirá con dos bajas de entidad como secuela del torneo de liga.

Costas no podrá contar con el defensa central Darío Caballero, quien se recupera de una rotura fibrilar en su pierna derecha, y el centrocampista Nicolás Martínez, afectado por una distensión de rodilla.

La plantilla ‘olimpista', que pasará la noche en Buenos Aires y emprenderá hoy viaje a Santiago.

* Sao Paulo recibe hoy a Atlético Paranaense en un duelo entre brasileños de incierto resultado tras el parejo juego de ida que terminó 0-0, por la primera fase de la Copa Sudamericana.

Sao Paulo disputa la Sudamericana con juveniles pero para este juego apelará a su veterano arquero Rogerio Ceni que reemplazará a Bosco, su suplente pero titular en el torneo continental.

El 0-0 conseguido de visitante ante el Paranaense en el juego de ida fue celebrado como un triunfo por los paulistas cuyo once esta integrado por hombres que están haciendo sus primeras armas en torneos importantes.

Atlético Parananense, en cambio, puso en campo a su equipo titular y no midió esfuerzos para alcanzar la victoria. El Paranaense está jugando muy mal en el torneo brasileño donde está relegado a las últimas posiciones. Para colmo llega a este juego tras perder 4-0 ante Atl. Mineiro.

La obsesión del Paraaense por mantenerse en la primera división brasileña hace que la inquietud por la Copa Sudamericana pase a un segundo plano.

Por el lado de Sao Paulo las cosas están en calma y la Copa Sudamericana es considerada como un banco de pruebas para un club que cultiva como pocos en Brasil la formación de futbolistas.

Tras fracasar en la pasada Copa Libertadores, la meta de Sao Paulo es retener el campeonato brasileño conquistado el año pasado.

  Comentarios