Fútbol

El Real Madrid gana sin Robinho

EL BRASILEÑO 
Marcelo (d) 
regresó de Pekín a 
la cancha del 
Bernabéu con su 
Real Madrid, ayer 
ante Sporting de 
Lisboa.
EL BRASILEÑO Marcelo (d) regresó de Pekín a la cancha del Bernabéu con su Real Madrid, ayer ante Sporting de Lisboa. EFE

El Real Madrid se adjudicó el Trofeo Santiago Bernabéu, goleando 5-3 al Sporting de Lisboa portugués, con una primera mitad de fiesta, en la que marcó todos sus goles y se divirtió sin el brasileño Robinho, a horas de marcharse al Chelsea.

Perduraba en el coliseo blanco el clima de euforia por la heroica remontada de Supercopa ante el Valencia con dos jugadores menos. El madridismo está ilusionado. Poco le importa que horas antes de la celebración del partido David Villa y Santi Cazorla diesen portazo al Real Madrid. Ni que Robinho ni siquiera se vistiese y cada hora que pasa esté más cerca del Chelsea.

Con Rafael Van der Vaart como única cara nueva y los días consumiéndose con esfuerzos en vano de la directiva por fichar para mejorar un proyecto que aspire a la Liga de Campeones, el Real Madrid hizo disfrutar a su afición.

Regresaban al equipo Marcelo y Fernando Gago. Titulares tras ganar medalla en los Juegos Olímpicos. El Trofeo Bernabéu les venía a medida, para coger minutos tras perderse la pretemporada. También sirvió para que Metzelder se foguease en el centro de la zaga y para que Cannavaro confirmase su recuperación, en la segunda parte, y se volviese a sentir futbolista.

Enfrente el Sporting de Lisboa, campeón de Copa y Supercopa portuguesa, con mezcla de titulares con suplentes y poca intención de arriesgar lo más mínimo. Así pasó, que salió sonrojado. Triturado por la pegada madridista.

Las sensaciones de pretemporada se confirman en su recta final. Era Robben, junto a Diarra, los más fuertes en los duros entrenamientos y el holandés ha comenzado en plan estelar. Prolongó su brillante actuación de la Supercopa. Ha superado un tiempo de dudas por lesiones y el fútbol ha recuperado la mejor versión de un futbolista desequilibrante.

* Bernd Schuster, DT del Madrid, ofreció anoche una breve rueda de prensa en la que rehusó hablar de los fallidos fichajes de David Villa y Santi Cazorla.

Antes no opinó sobre la racha goleadora de Higuaín ni la rápida integración de Van der Vaart. Y esquivó el tema Robinho.

  Comentarios