Fútbol

El piso se mueve

Cuando los hinchas rugen de furia y la prensa crítica, tiemblan los técnicos y peligran sus empleos.

Eso estaba ocurriendo ayer con los timoneles de Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela, cuestionados en sus países porque no ganan o no convencen en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de 2010.

Al técnico brasileño Dunga no lo abuchearon más porque la cancha estaba medio vacía. En el caso del argentino Alfio Basile, el colombiano Jorge Luis Pinto y el venezolano César Farías sus oídos confidentes no escucharon nada porque sus equipos jugaron fuera de casa.

Brasil igualó 0-0 en Río de Janeiro ante el colista Bolivia; Argentina empató 1-1 en Lima con el penúltimo Perú, y Colombia fue goleada 4-0 ante Chile, en Santiago, el miércoles por la octava fecha de las eliminatorias.

Un día antes, Paraguay despachó en Asunción 2-0 a Venezuela, que en puntos comparte el penúltimo lugar con Perú, aunque lo aventaja por la diferencia de goles.

"Voy a seguir trabajando'', dijo Dunga. "No todo es soleado'', agregó el técnico, cuya cabeza reclaman en Brasil, la cual ya tambaleaba antes de que su equipo cayera 3-0 ante Argentina en las semifinales del fútbol de los Juegos Olímpicos de Pekín.

  Comentarios