Fútbol

Hay dos manzanas de la discordia

El técnico Jorge Luis Pinto insinuó que el mediocampista Fabián Vargas y el zaguero Luis Amaranto Perea habrían entorpecido su trabajo en la selección colombiana y sugirió que Eduardo Lara que no los convoque.

Pinto, despedido el martes por la Federación Colombiana de Fútbol, afirmó que en el grupo de 22 futbolistas, "20 son extraordinarios y dos que crearon todos los inconvenientes posibles''.

La federación canceló el contrato de Pinto que se extendía hasta el cierre de las eliminatorias mundialistas luego de las derrotas frente a Uruguay en Bogotá y Chile en Santiago y en medio de versiones según las cuales habrá tenido roces con algunos jugadores. Lara lo sucedió en el cargo.

"Puede ser, puede ser, dejémoslo así, [que] el mundo y la justicia divina se lo diga al país'', respondió Pinto el miércoles cuando se le preguntó si Perea (Atlético de Madrid) y Vargas (Boca Juniors) supuestamente afectaron su labor.

El entrenador de 55 años de edad, previamente en una carta de despedida en su página digital, afirmó que "el sacrificio de algunos jugadores por la camiseta de Colombia no es el mejor''.

"En la selección colombiana yo diría que de los 22 hay 20 perfectos, extraordinarios, caballeros, profesionales dedicados pero sólo hay dos, con un respeto, una sugerencia para el profesor Lara o cualquier técnico, no los pueden traer'', declaró a Caracol Radio.

Según Pinto "perjudican, molestan, destruyen, pelean, crean todos los inconvenientes posibles. El grupo es perfecto pero le digo al país que me equivoqué en convocarlos, quise crear una semilla, una conducta de trabajo pero con ellos es imposible, siempre crean inconvenientes, ni saludan a los directivos''.

Vargas hizo parte de la selección que fracasó en la Copa América del 2007 y presuntamente desde esa época nacieron las diferencias con el técnico, pero más tarde lo convocó para partidos amistosos y de la eliminatoria.

Pinto precisó el motivo por el cual insistió en llamar a Vargas "por la necesidad futbolística, no se encuentran volantes mixtos para jugar el esquema 3-1, y además tenía que hacer un reconocimiento honesto que él en su equipo Boca andaba bien. Dialogué con él y pensé que podría ser útil y creo pudo ser una equivocación''.

Pinto insistió que siempre brindó un buen trato a los futbolistas.

  Comentarios