Fútbol

Hinchas a prisión por matar a rival

Tres miembros de la "barra brava'' de Peñarol comenzaron a cumplir ayer condenas a 17 años de prisión por el asesinato en el 2006 de un hincha de Cerro a puñaladas, informó un juez.

Los individuos, que no fueron identificados, fueron sentenciados el jueves por la noche por el asesinato del aficionado Héctor da Cunha.

El juez del caso reclamó al ministerio del Interior que ampliara las investigaciones por considerar que más personas participaron en el incidente, en el que da Cunha fue asesinado de siete puñaladas.

Da Cunha, de 35 años, había asistido a un partido entre ambos equipos el 11 de marzo de 2006 y al salir de la cancha con su esposa e hijo lució un gorro de Cerro mientras esperaba un autobús.

Los hinchas de Peñarol lo rodearon, lo golpearon y lo acuchillaron.

La violencia de los hinchas se ha convertido en uno de los principales enemigos del fútbol y de la sociedad.

  Comentarios