Fútbol

La selección viaja a Estados Unidos

EL VOLANTE Leonel Duarte, controlando el balón durante 
una práctica, es una de las piezas clave del once antillano.
EL VOLANTE Leonel Duarte, controlando el balón durante una práctica, es una de las piezas clave del once antillano. Associated Press

La selección cubana de fútbol llegó ayer a Estados Unidos consciente de que será "muy difícil'' arrancar un punto en el partido del próximo sábado contra el combinado de ese país, correspondiente a la cuarta jornada del Grupo A de las eliminatorias de la Concacaf del Mundial de 2010.

El equipo cubano tratará de alcanzar su primer punto en un torneo en el que sólo acumula partidos perdidos con la baja del ariete Roberto Linares, expulsado en la derrota de su equipo contra Guatemala (4-1) el pasado día 11, y la duda del volante Jaine Colomé, que arrastra molestias en la espalda.

"Es un partido muy difícil para nosotros'', dijo el seleccionador Reinhold Fanz, al explicar que el equipo ha tenido muchos problemas para entrenar desde el paso de dos huracanes por la isla a principios de mes y que la preparación solo se ha podido desarrollar con normalidad en los últimos días.

Fanz dijo que su equipo tratará de "hacerlo lo mejor posible'' y que no ha bajado los brazos, a pesar de la dolorosa derrota en Guatemala, en un partido que, en su opinión, Cuba tuvo oportunidad de empatar hasta los últimos minutos, cuando los centroamericanos terminaron de romper el choque.

"Los jugadores están siempre motivados y eso no va a ser un problema para este partido, el problema es prepararse bien'', afirmó.

El entrenador germano dijo que tratará de hacer jugar a Colomé durante 60 minutos, o ‘‘al menos la segunda mitad'', porque, según dijo, no cree que pueda aguantar todo el partido.

Cuba ya perdió en La Habana frente a EEUU 1-0, el 7 de septiembre, en un partido que los visitantes aprovecharon los errores locales.

  Comentarios