Fútbol

Fin de semana de resurrección o agonía en las eliminatorias sudamericanas

EL GUARDAMETA inca, Raúl Fernández (izq.), ataja el balón ante Norberto Solano en la 
práctica de la selección ayer en Lima. Perú visitará Bolivia el próximo sábado.
EL GUARDAMETA inca, Raúl Fernández (izq.), ataja el balón ante Norberto Solano en la práctica de la selección ayer en Lima. Perú visitará Bolivia el próximo sábado. Associated Press

Paraguay, líder absoluto de las eliminatorias sudamericanas del próximo Mundial con cuatro puntos de ventaja sobre los tres rivales más próximos, arriesgará en Bogotá hasta el 75 por ciento de su botín en una jornada que puede ser de resurrección o agonía para las otras nueve selecciones.

En los duelos de un fin de semana cargado de emoción rumbo al mundial


Bolivia y Perú, último y penúltimo de la fila con 5 y 7 unidades, jugarán el sábado en La Paz con la única alternativa posible: ‘ganar o ganar' para conservar alguna esperanza en esta travesía hacia el Mundial, que llega a su ecuador.

En el otro extremo de la clasificación, Argentina, que hace cinco jornadas no gana, y cuyo seleccionador, Alfio Basile, ha recibido la promesa de que permanecerá en el banquillo si la mala racha sigue en los próximos dos partidos, buscará aumentar la renta de trece puntos que le ha garantizado el tercer lugar.

Pero al frente tendrá a un visitante incómodo: Uruguay, que suele recibir motivación extra con el ‘clásico de La Plata' y ahora apuesta por más que el quinto puesto y los doce puntos cosechados.

Brasil, escolta de Paraguay con los mismos trece puntos de Argentina pero con mejor saldo goleador, busca con urgencia el patrón de buen fútbol que Dunga no ha podido hilar jornada tras jornada, razón suficiente para poner en duda su permanencia en el cargo en un país donde ser segundo es lo mismo que el último.

Con el regreso esperanzador de Kaká, los brasileños visitarán en San Cristóbal a la selección de Venezuela, que tampoco puede darse el lujo de perder para evitar la caída al foso, en caso de que Bolivia derrote a Perú, o mayores dudas sobre la continuidad del entrenador César Farías.

Más abajo de Brasil y Argentina, en la cuarta plaza con trece puntos, la selección de Chile probará en los 2,850 metros de altitud de Quito si tiene gas suficiente para permanecer en la zona de los cuatro clasificados directos.

Como un juez, con intereses particulares, estará la selección ecuatoriana, que de la mano de Sixto Vizuete ha ganado nueve de los quince puntos disputados desde que asumió el cargo, los mismos que le han situado en el séptimo puesto.

Colombia, que en las últimas dos jornadas perdió los seis puntos y al técnico Jorge Luis Pinto, ahora, con Eduardo Lara, espera surgir de las cenizas para volver a la zona de clasificación directa o, al menos, al quinto puesto que conduce a una repesca con el cuarto de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol.

Aún con la derrota en Bogotá la selección paraguaya seguirá al frente de la clasificación al cabo de la novena jornada, pero el entrenador argentino Gerardo ‘Tata' Martino espera diseñar un partido para aprovecharse de la necesidad del adversario, pescar en río revuelto y aumentar su renta.

La última jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2010 en el presente año se disputará entre el 14 y el 15 de octubre.

  Comentarios