Fútbol

Vinculan a jugadores de fútbol mexicano con narcotraficantes

EL OMNIBUS del club los Mapaches llega al 
cuartel de policía en la capital mexicana.
EL OMNIBUS del club los Mapaches llega al cuartel de policía en la capital mexicana. EFE

Uno de los siete miembros de un equipo de fútbol mexicano de tercera división detenidos como parte de una investigación sobre crimen organizado fue vinculado por las autoridades con un grupo del narcotráfico con operaciones en el occidente del país.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado que uno de los detenidos es Wenceslao Alvarez "El Wencho'', que se presume forma parte de "La Familia'', un grupo del narcotráfico vinculado al Cartel del Golfo que opera en el estado de Michoacán.

La dependencia no precisó cuál es su posición en el equipo de fútbol Mapaches de Nueva Italia, originario de Michoacán. Es la primera vez que las autoridades intervienen con un equipo de fútbol en México para investigar vínculos con el narcotráfico.

Los otros seis detenidos aún rinden su declaración y tampoco ha precisado si son jugadores o directivos del equipo, que podría quedar fuera de la liga a la que pertenece.

La Federación Mexicana de Fútbol señaló en un comunicado que si el equipo o sus directivos "han incurrido en faltas graves... y las autoridades correspondientes les aplican cargos penales, serán desafiliados de manera automática''.

Mapaches es un equipo de la Segunda A, la tercera división del balompié azteca.

Las detenciones ocurrieron la tarde del miércoles cuando los integrantes de los Mapaches se encontraban en instalaciones del Club América, uno de los equipos más populares del fútbol mexicano.

El vocero del América, Francisco Reyes, dijo que el equipo no tiene ningún vínculo con las Aguilas, y señaló que estaba en sus instalaciones para jugar un partido contra las divisiones inferiores del América.

Los Mapaches son originarios del mismo estado donde el 15 de septiembre se registró un atentado contra la población civil con granadas y que se presume fue orquestado por un grupo de sicarios al servicio de un cartel de las drogas.

Tres hombres detenidos por el atentado confesaron haber sido los autores materiales y ser integrantes de los "Zetas'', un grupo de sicarios rival de "La Familia''.

  Comentarios