Fútbol

River y Boca contra la pared

DIEGO SIMEONE
DIEGO SIMEONE

Chivas de México y Argentinos Juniors amasaron una fortuna que bien administrada les permitirá entrar a las semifinales de la Copa Sudamericana, mientras River Plate y Boca Juniors, con un pasado de riqueza, necesitan de una limosna para poder sobrevivir.

En una semana en la que no se registraron empates, Chivas de México y Argentinos fueron los únicos que ganaron como visitantes, con lo cual en los números hicieron un partido perfecto.

Chivas paseó su grandeza por Buenos Aires al vencer 2-1 a River y el humilde Argentinos, cuna de Diego Maradona, derrotó en Sao Paulo 1-0 a Palmeiras de Brasil, el miércoles.

Boca, que al igual que River es un grande del balompié, cayó 2-0 ante Internacional en Porto Alegre y un día antes Estudiantes doblegó en La Plata 2-0 a Botafogo, en un nuevo duelo entre argentinos y brasileños.

A Chivas, los aires argentinos le caen de maravillas ya que lleva dos triunfos y tres empates por competencias internacionales y en este caso liquidó a un River que lo esperaba con todas las ganas de bajarle las ínfulas.

Pero el "Rebaño sagrado'' cantó victoria con goles de Omar Arellano y Marco Fabián de la Mora, además de colosales atajadas de Víctor Hernández.

Un penal convertido sobre la hora por el uruguayo Sebastián Abreu sólo fue un triste consuelo para un River en crisis, con su hinchada enfurecida y el técnico Diego Simeone en agonía.

"Chivas es su padre'', tituló en su portada ayer el deportivo Récord de México, mientras en Argentina Diario Popular destacó que River "quedó envuelto en llamas''.

Argentinos ganó con un gol de su volante Sergio Escudero, pero la figura fue su arquero Sebastián Torrico, quien sacó pelotas desde todos los ángulos y además le atajó un penal a Diego Souza.

Boca, con suplentes, venía resistiendo los embates del Inter hasta que en el segundo tiempo sucumbió con dos golazos de Alex, en ambos casos desde afuera del área.

"Boca fue a defenderse y se volvió sin sonrisas de Brasil'', titula el diario Clarín.

Además de tener que revertir el 2-0, Boca sufrirá la ausencia de su goleador Lucas Viatri, expulsado apenas ingresó en la segunda etapa. Viatri fue autor del gol con el que Boca venció 1-0 a River el domingo en el superclásico del fútbol argentino.

La victoria de Estudiantes sobre Botafogo llegó gracias a los goles de su capitán Juan Sebastián Verón y el atacante Mauro Boselli.

"No vamos tranquilos a Brasil porque el rival es fuerte'', dijo el defensor platense Marco Angeleri. "Pero yo prefiero ir con este 2-0''.

El 5 de noviembre se jugarán los desquites entre Botafogo vs Estudiantes (en Río de Janeiro) y Argentinos vs Palmeiras (Buenos Aires), mientras un día después jugarán Chivas vs River (Guadalajara) y Boca vs Internacional (Buenos Aires).

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios