Fútbol

Primer invitado a la fiesta

REGGIE BUSH saluda a la concurrencia al concretarse la victoria de los Saints, que hizo 
explotar la alegría dentro y fuera del Superdome.
REGGIE BUSH saluda a la concurrencia al concretarse la victoria de los Saints, que hizo explotar la alegría dentro y fuera del Superdome. Associated Press

El brasileño Internacional aplastó 4-0 en Porto Alegre al mexicano Chivas de Guadalajara, en partido de vuelta por las semifinales de la Copa Sudamericana 2008 que le dio su pase a la final, tras el 2-0 obtenido en el duelo de ida.

Los tantos del cotejo disputado en el estadio Beira Río ante unos 40,000 espectadores fueron dos dobletes: anotados por el volante argentino Andrés D'Alessandro, con un gol de penal a los 19 y otro de tiro libre (36), y otro del ariete Nilmar (44 y 70).

El triunfo da al Inter derecho a disputar el 26 de noviembre y el 6 de diciembre las finales de la Copa ante el ganador del duelo entre los argentinos Estudiantes de La Plata y Argentinos Juniors, que juegan hoy.

D'Alessandro había estado ausente del juego de ida en México y al igual que en el triunfo 2-1 de cuartos de final sobre el argentino Boca Juniors en Buenos Aires, fue pieza fundamental para la clasificación del Internacional, que es el primer equipo brasileño en ir a la final de la Copa Sudamericana.

El club brasileño precisaba apenas empatar o podía perder incluso por un gol para seguir en carrera, pero sin embargo, no defraudó a su bulliciosa torcida al salir a buscar con todo un triunfo, que acabó siendo holgado pero merecido por lo expuesto por ambos, pues lo de Chivas fue pálido.

Los muchachos dirigidos por Tite dominaron a placer el primer tiempo con un explosivo D'Alessandro y un oportunismo visible frente a un rival con defensa descoordinada, floja y sin ataque.

La segunda mitad mostró a los brasileños más desacelerados y manejando el balón con criterio, tratando de abrir al rival para aumentar el placar. Luego el técnico Tite empezó a movilizar el banco para reservar titulares con miras a la final, principalmente a D'Alessandro y Nilmar, que puso el cuarto gol.

♦ Estudiantes de La Plata recibirá hoy a Argentinos Juniors para definir en partido desquite cuál de los dos equipos gauchos pasará a la final de la Copa Sudamericana-2008, tras el empate 1-1 en el cotejo de ida de la semifinal disputado la semana pasada.

Argentinos llega envalentonado al encuentro en el Estadio Unico de La Plata, tras propinarle a Estudiantes una histórica goleada 5-0 el domingo pasado, en un partido de la decimoquinta fecha del Torneo Apertura local.

Pero el equipo que dirige Néstor Gorosito no necesitará repetir la hazaña, ya que como visitante le bastará con anotar un gol y mantener la valla invicta para despachar a Estudiantes, todavía golpeados por la humillante derrota del domingo.

El vencedor jugará la final por la Copa con el brasileño Internacional.

Pese a la confianza que reina en el barrio porteño de La Paternal, Gorosito prefiere ir con pies de plomo a sabiendas que Estudiantes siempre es un rival complicado en su cancha.

"Lógicamente una victoria 5-0 genera confianza, pero hoy lo más importante es que hagamos un gol'', argumentó.

Pero un empate sin goles bastará para que Estudiantes pase a la final y la presión por abrir el marcador puede ser fatal para Argentinos.

"No tenemos que salir a buscar el partido como locos, el gol va a llegar, si convertimos en México, en Brasil y contra San Lorenzo podemos también hacerlo en La Plata'', expresó el volante Néstor Ortigoza al recordar el derrotero de victorias de Argentinos para llegar aquí.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios