Fútbol

Piden despido de Eriksson

EL SUECO Sven Goran Eriksson ha dirigido a México en apenas en seis partidos de las 
eliminatorias mundialistas.
EL SUECO Sven Goran Eriksson ha dirigido a México en apenas en seis partidos de las eliminatorias mundialistas. AFP / Getty Images

Críticas, lamentos y reclamos para el despido o la renuncia del técnico Sven-Goran Eriksson.

La derrota de México el miércoles por 1-0 ante Honduras en las eliminatorias mundialistas dejó una larga estela de reacciones adversas, a pesar de que el equipo dirigido por Eriksson se clasificó al hexagonal final.

México no sólo perdió, con un autogol de Ricardo Osorio, sino que presentó uno de sus peores rostros en mucho tiempo en el partido en San Pedro Sula. El conjunto azteca avanzó gracias a su mejor diferencia de goles sobre Jamaica, que goleó 3-0 a Canadá en Kingston pero no le alcanzó para quitarle el boleto a México.

" ¡Echenlo! Sólo cuesta 4 MDD'', publicó en su portada el deportivo Récord. ‘‘Despierten dueños. Eso vale indemnizar a Sven y es una ganga comparado con lo que puede perder México. Ya clasificamos al hexagonal, pero ahí se puede ir el sueño de un país, cientos de millones de dólares y una generación dorada''.

Honduras se clasificó como líder del Grupo 2 con 12 puntos, dos más que México.

En la fase final de las eliminatorias, que se disputará el próximo año, México se topará con Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Trinidad y Tobago y El Salvador.

"Avanza el Tri ‘de panzazo' al temible hexagonal final pese a su limitado técnico, y al bajo nivel e indisciplina de sus jugadores'', señaló el diario Reforma.

"Urge un cambio'', indicó El Universal. "La continuidad de Eriksson dependía de cómo calificara México al hexagonal final. Pero el técnico no es el único problema del Tri''.

"Thanks, Canadá'', publicó en su portada el deportivo Esto, que señaló que "el Tri calificó, pese a perder ante Honduras, porque Jamaica no pudo golear''.

Milenio, entretanto, calificó el desempeño de México como "Penoso''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios