Fútbol

Técnica vs fuerza en el fútbol moderno

Un amigo me decía hace pocos días que ahora no importaba que el futbolista fuese técnico sino que lo fundamental es que sea fuerte, que tenga un buen físico.

¿Cómo es eso?, le pregunté asombrado por su conclusión.

"Sí, hoy en día se corre más y se juega más duro, hay mucho contacto y el más fuerte gana, de qué sirve tener una buena técnica'', me contó convencido de que estaba en lo cierto.

El buen hombre tenía algo de razón, pero estaba confundido y mucho me temo que lo sigue estando, a pesar de ser un gran conocedor de este deporte. Olvidaba la esencia del fútbol: el gol.

Y es que el gol fue concebido para ser anotado por los más hábiles, que son precisamente aquellos que poseen una técnica más depurada.

No me imagino a un equipo de pesistas o de velocistas ganando un torneo, o al Barcelona fichando a un forzudo que además corre como un diablo.

No, el fútbol se creó para ser practicado por hombres y mujeres que dominen el balón, aunque esto no esté especificado en el reglamento, que fue hecho precisamente para protegerlos de aquellos que no dominan el arte de hacerse con el balón sin trampa.

Lo que sí es cierto es que al jugador moderno no le basta con tener una exquisito manejo del esférico, necesita también más velocidad, más resistencia y más potencia.

Hoy se trabaja mucho sin balón, se juega a un mayor ritmo y se requiere que el jugador sea más versátil, pero como no hay tiempo para pensar, también se precisa que tenga un buen toque, que suelte el esférico más rápido, su pase tiene que ser más preciso y sobre todo debe saber ponerla fuera del alcance de los porteros.

Antes un penalti se tiraba duro o colocado, hoy se lanza duro y colocado a la vez, de lo contrario el portero lo para.

Tal vez un equipo de atletas logre ganar un partido, o quizás un jugador salga airoso ante otro más débil, pero a la larga siempre ganará el mejor, el que sabe qué hacer con el balón.

Veamos algunos ejemplos.

El campeón de Europa, España, con el medio campo más bajito del Viejo Continente impuso su técnica y con toques y goles superó a todos.

El Manchester United es el mejor club del orbe por su enorme capacidad para hacer goles liderado por el Balón de Oro, el portugués Cristano Ronaldo, quien ha revolucionado el mundo futbolístico con su Juego Bonito.

Barcelona, de la mano de Lionel Messi, quien no es precisamente un jugador alto, está practicando el mejor balompiél de la actualidad.

Y así sucesivamente, Di Stéfano, Puskas, Kubala, Pelé, Cruiff, Maradona, Platini, Zico, Rosario, Zidane, y tantos otros grandes.

La lista de clubes como Real Madrid, Milan, Boca, Sao Paulo también es larga, pero en ella no hay ninguno que destaque por su poderío.

Siempre gana más el jugador que es "distinto'' y ese no es precisamente un futbolista corpulento sino el más técnico el que hace el gol o da el pase al gol. Además de Cristiano y Messi existe una nueva camada de jugadores que son el futuro, entre ellos están el brasileño Robinho, el francés Benzema, el inglés Walcott, el portugués Quaresma, el argentino Agüero.

Por no decir los Kaká, Ronaldinho, Rooney, Cesc, Xavi, Ibrahimovic, Casillas, nuevamente ninguno es un portento físico y triunfan gracias a su habilidad para pasar y definir.

Se acaba un 2008 repleto de éxitos y de estrellas en el horizonte futbolístico y llega un 2009 cargado de ilusión, sobre todo para aquellos jóvenes que aspiran a triunfar en el hermoso mundo de los goles y que necesitan para poder demostrarlo que nadie ponga piedras en su camino.



Envíe sus cartas y comentarios a:

pgonzalez @herald.com



  Comentarios