Fútbol

Aguirre, un técnico que se cotiza al alza

Muchas veces la noticia es la designación de un nuevo técnico y en otras ocasiones, su despedida. Tras este anuncio todos discuten si fue lo correcto, si se apuraron al tomar la decisión, o si realmente el DT tiene la culpa.

Tal es el caso del entrenador mexicano Javier Aguirre, uno de los mejores directores técnicos de la actualidad, cesado recientemente por el Atlético de Madrid.

El "Vasco'' Aguirre, como se le conoce por ser hijo de emigrantes de esa comunidad, después de colocar al Osasuna en el mapa de la primera división española y de Europa, llevó el pasado año a los rojiblancos a disputar la Champions.

Pero eso no fue suficiente, este año su equipo no fue capaz de ganar y, como es costumbre, pagó los platos rotos a pesar de su fantástico palmarés.

Aguirre fue nombrado en el 2006 por la UEFA como el "Mejor Director Técnico del Año en España'', después de calificar a Osa

suna a la Liga de Campeones por primera vez en su historia. Posteriormente firmó por el Atlético y en su primera temporada en el conjunto colchonero lo llevó a la Copa Intertoto, 10 años después de su última participación en competiciones europeas.

En la siguiente campaña, su Atleti quedó a las puertas de la Champions al ser eliminado por el Bolton en los dieciseisavos, pero en su tercer año fue la vencida y el equipo logró eliminar al Schalke 04 de Alemania y llegar a esta competitión después de su última participación en el 1997.

El mexicano le devolvió así la ilusión a la sufrida afición atlética, la misma que ha pedido su salida tras los malos resultados del inicio del 2009, en el que no ganó ninguno de los siete partidos.

Y es que en fútbol los resultados mandan, el público tiene mala memoria y sobre todo poca paciencia. Primero pitan a los jugadores, luego al DT y después al palco presidencial.

El presidente del club, Enrique Cerezo, no tuvo otro remedio que sustituirlo, trayendo a Abel Resino con la esperanza de que un hombre de la casa logre enderezar el rumbo.

Un cambio que ni el propio Aguirre esperaba, después de 15 partidos sin perder en el inicio de la temporada y clasificarse a los octavos de la Champions.

El Vasco además de rehacer un equipo medio roto le impregnó disciplina y un espíritu ganador que lo llevó a los primeros planos. Tuvo el coraje de sentar al portugués Nuno Maniche, quien llegó a Madrid con la aureola de astro, para después hacerlo jugar a un gran nivel.

No pudo terminar su ciclo pero se fue con la frente muy alta después de un gran trabajo.

Algunos lo criticaron por ser muy defensivo, por ser demasiado severo, por entrenar fuerte, sin pensar que estos son aspectos clave para alcanzar la victoria, incluso circularon rumores de que Maradona le envenenó un vestuario repleto de estrellas.

Por coincidencia después de la visita del seleccionador argentino a la capital española el Atlético fue otro y "Kun'' Agüero perdió de pronto su olfato goleador.

Acto seguido a la sustitución del entrenador mexicano comenzaron a sonar todas las alarmas en Tri y varios medios a hacer conjeturas sobre la vuelta del "Vasco'' Aguirre al banquillo de la selección.

Esta especulación podría acrecentarse si el equipo del sueco Sven Goran Eriksson, al que por ahora apoyan los jugadores, sufre una derrota el próximo miércoles, cuando visite a EEUU en el inicio de la fase final de las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

Ya lo hizo una vez en plena hexagonal final para el Mundial de Corea-Japón 2002, aunque ahora la situación es distinta y probablemente le llegue pronto otra oferta para entrenar un equipo europeo.

El club que lo haga atracaría el mercado, pocas veces se encuentra un técnico ganador a su disposición. Esta vez el Atlético se equivocó, vivir para ver.

Envíe sus cartas y comentarios a:

pgonzalez @herald.com



  Comentarios