Fútbol

La corona pendiente de Steven Gerrard

Associated Press

La última fecha de la Liga de Campeones no sólo confirmó la hegemonía de Inglaterra, sino que además sacó a la luz a un jugador de ese país como firme candidato al Balón de Oro.

Por segundo año consecutivo cuatro clubes del país donde se inventó este maravilloso deporte salieron airosos en octavos y pelearán por un puesto en las semifinales junto a dos equipos españoles, uno alemán y uno portugués, sobrevivientes de los recién concluidos octavos de final.

Muchos fueron los destacados en esta jornada, pero uno sobresalió por encima del resto de los jugadores, un símbolo del actual poderío británico, que juega en el Liverpool y que responde al nombre de Steven Gerrard.

El volante de los Reds a sus 28 años es uno de los jugadores más completos del orbe y se ha convertido en una pieza clave tanto para su club, como para su selección.

Gerrard es un centrocampista que siempre realiza un generoso derroche físico, hace el trabajo sucio, tira del carro, va bien de cabeza, tiene un potente disparo, y por si fuera poco es una fábrica de hacer goles.

El internacional es el típico jugador que todos quieren en su equipo y así de bien le va al Liverpool con su concurso.

Se habla mucho de los estelares Lionel Messi, de Cristiano Ronaldo como los máximos favoritos al próximo Balón de Oro, pero sería muy injusto que no se incluyera en esa lista de finalistas, al gran capitán.

Su polivalencia le permite jugar tanto de medio defensivo como de media punta, destacando por su habilidad en la recuperación del balón, su excelente precisión en los pases y sus grandes remates a gol.

Mucho se ha hablado últimamente del gran juego desplegado por el español Fernando Torres, pero muy poco de la labor del internacional inglés, gracias al cual brilla el "Niño'', y la ciudad de los Beatles se encuentra en el mapa futbolístico de hoy.

Qué bueno sería que la final del 27 de mayo en Roma fuese Liverpool-Barcelona, así podríamos ver quién es más importante para su equipo, si Messi o Gerrard, y en definitiva, cuál de los dos es el mejor del mundo.

Su Liverpool le dio un baño al Real Madrid, donde el mejor fue su portero Iker Casillas. Gerrard una vez más fue decisivo, fabricando el primero y anotando los dos sigientes para sentenciar el encuentro y liderar la tabla de goleadores con siete dianas.

Otro tanto hizo Messi, quien además anotó su sexto gol en el torneo, luego de dejar atrás a cuatros defensores y colocarla como con la mano fuera del alcance del guardameta francés. Su Barcelona le dio un baile al Olimpique y le endosó una manita (5-2) a un equipo que le faltó el respeto los primeros minutos en Lyon.

Mientras, su majestad Manchester United dejaba fuera al gran Inter, con un fenomenal gol de cabeza del joven Ronaldo, quien mandó así un mensaje a los que codician su corona.

Los Diablos Rojos, líderes de la liga Premier, son sin dudas los favoritos para ganar nuevamente esta competición, pero el sorteo del próximo 20 de marzo le podría complicar las cosas si le pone al Bayern, un once que mete miedo tras haber arrollado con un 12-1 global al Sporting de Lisboa, o alguno de los conjuntos ingleses o incluso al propio BarÇa.

España se quedó con dos de sus cuatro representantes, mientras que Italia increíblemente se fue con las manos vacías y sus astros tendrán que esperar hasta la próxima temporada para volver a brillar.

En cambio, sí lo harán los Henry, Drogba, Klose, Rooney, Van Pierse, Torres y los tres candidatos a Mejor del Mundo: Messi, Ronaldo y Gerrard, el Hechicero de Anfield Road.

  Comentarios