Fútbol

Los Blues logran su primer triunfo

EL JUGADOR del Miami FC Zach Kirby (#3), realiza una entrada a Warren 
Canu, del City Stars de Cleveland, ayer en el partido inaugural.
EL JUGADOR del Miami FC Zach Kirby (#3), realiza una entrada a Warren Canu, del City Stars de Cleveland, ayer en el partido inaugural. El Nuevo Herald

El Miami FC triunfó 3-1 ante el City Stars de Cleveland en su debut en la cuarta temporada de la United Soccer League, en el Lockhart Stadium en Fort Lauderdale anoche ante cerca de 2,000 aficionados.

Los goles de los Blues fueron anotados por Alen Marcina (27'), Diego Serna (36') y por el brasileño Leo Inacio al 78'. Ricardo Pierre-Louis (32') anotó el de la honra visitante.

Teofilo Cubillas, quien hizo el saque de honor del partido, junto con Ray Hudson y Serna, elogió el juego de los Blues.

"Lo importante es que el Miami FC jugó muy bien'', expreso el Nene. "El entrenador Zinho tiene enorme mérito al haber formado tan rápido un equipo prometedor''.

Desde el arranque, los Blues tomaron la iniciativa.

Sobre los cuatro minutos, una gran jugada de Walter Ramírez por la izquierda se tradujo en un centro que frente al arco rival no alcanzó a conectar Marcina.

A los 15 minutos, una bonita combinacion entre Serna, Leao Inacio y Marcina, culminó con un disparo de este último desde dentro del área que contuvo Christopher Seitz, arquero de los City Stars.

Serna se perdió una clara oportunidad sobre los 22' frente al arquero y cuatro minutos después el colombiano tambien estuvo a punto de anotar, pero la pelota se fue angustiosamente al corner tras haber sido desviada por el portero.

Tanto esfuerzo tuvo su premio a los 27 minutos, cuando Serna centró desde la derecha y Marcina empujó la pelota al fondo de las mallas, en el primer gol del Miami FC en la temporada del 2009.

La ventaja era un alivio para los Blues, pues tal como lo había anunciado Zinho, su equipo está bien preparado del medio para atrás, y no así de la mitad para delante.

Con el tanto conseguido, el cuadro de casa se plantó con más confianza, empezó a tocar el balón y a organizar los ataques sin desesperación.

  Comentarios