Fútbol

Decisivos los goles latinos

CLAUDIO PIZARRO, del Werder Bremen, celebra el gol que 
anotó al Hamburgo, ayer en las semifinales de la Copa UEFA.
CLAUDIO PIZARRO, del Werder Bremen, celebra el gol que anotó al Hamburgo, ayer en las semifinales de la Copa UEFA. Associated Press

El Werder Bremen alemán y el Shakhtar Donetsk ucraniano se clasificaron ayer para la final de la Copa de la UEFA, tras eliminar respectivamente a Hamburgo y Dinamo Kiev en la vuelta de semifinales, donde fueron decisivos los goles de jugadores sudamericanos.

El Werder se impuso 3-2 en el terreno de sus vecinos del Hamburgo, en un duelo en el que el brasileño Diego y el peruano Claudio Pizarro firmaron los dos primeros tantos de los suyos, mientras el Shakhtar ganó 2-1 al Dinamo en Donetsk, con goles de los brasileños Jádson e Ilsinho.

Los dos triunfadores de ayer se verán las caras el 20 de mayo en Estambul, en el encuentro final del torneo.

El Bremen, un grande que ha decepcionado esta temporada en la Bundesliga, continúa su andadura victoriosa en la Copa de la UEFA, donde ya dejó fuera en dieciseisavos al gran favorito, el Milan. En esta ocasión logró remontar el 1-0 adverso con el que terminó el encuentro de ida.

El equipo se convierte así en la primera formación alemana en alcanzar una final europea desde el 2002, cuando el Borussia Dortmund perdió con el Feyenoord holandés en la Copa de la UEFA.

El Werder podrá además ampliar su palmarés internacional, 17 años después de ganar la desaparecida Recopa ante el Mónaco, en 1992.

Para el Shakhtar, un equipo con varios jugadores brasileños en sus filas, conquistar la UEFA sería un hito histórico, ya que desde la independencia del país en 1991 ningún club ha conseguido ganar una competición continental de fútbol.

En el encuentro de Hamburgo, los locales se adelantaron en el 12' por medio del croata Ivica Olic, pero Diego (29'), Pizarro (66') y Frank Baumann (83') dieron la vuelta al marcador. Olic, de nuevo, acortó distancias en el 87', pero el Werder consiguió el triunfo y el pase a la final.

"Hemos merecido ganar esta noche y disputar la final. Como en todos los partidos contra el Hamburgo esta temporada, el enfrentamiento ha sido muy equilibrado'', comentó Diego, que será el gran ausente de la final al ver una tarjeta amarilla que acarrea suspensión para el próximo encuentro.

El técnico del Werder, Thomas Schaaf, tampoco ocultó su alegría por la clasificación. ‘‘Fue un partido soberbio entre dos equipos muy ofensivos. Tengo que felicitar a mi equipo por su combatividad, estos jugadores no se rinden nunca'', dijo.

También estuvo marcado por la emoción la eliminatoria de Ucrania. Tras el empate 1-1 de la ida en Kiev, el Shakhtar salió con más ambición y consiguió una trabajada victoria sobre el histórico Dinamo, que quedó fuera de la competición en la recta final del encuentro.

Jádson adelantó al equipo de Donetsk en el 17', pero en el 47', el guineano Ismael Bangoura consiguió el empate provisional y dio esperanzas al equipo de la capital. Pero Ilsinho fue el encargado de conseguir el billete para Estambul, en el minuto 88'.

Los duelos fraticidas entre equipos alemanes y ucranianos en semifinales habían garantizado que la final del segundo torneo europeo de clubes estaría compuesta por un representante de cada uno de los dos países. El ganador de la final sucederá al Zenit de San Petersburgo ruso.

  Comentarios