Fútbol

Talento haitiano brilla en la selección de EEUU

Jozy Altidore, con sólo 19 años de edad, ha entrado en la escena 
internacional con la fuerza de un huracán.
Jozy Altidore, con sólo 19 años de edad, ha entrado en la escena internacional con la fuerza de un huracán.

Jozy Altidore jamás dejará de agradecer al sur de la Florida por la base que le dio para convertirse en un exitoso futbolista profesional y figura de la selección de Estados Unidos.

Con sólo 19 años de edad, el hijo de emigrantes haitianos ha entrado en la escena internacional con la fuerza de un huracán.

El 4 de junio pasado, el poderoso Villarreal de España desembolsó $10 millones por su transferencia, en la cifra más alta que jamás ha pagado un club extranjero por un jugador de la MLS. Ahora juega en calidad de préstamo con el Xerez CD.

Hace un mes, anotó los tres goles en el triunfo 3-0 de Estados Unidos sobre Trinidad y Tobago, en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010.

"Todo este éxito no habría podido alcanzarlo si no hubiese pasado por la experiencia de jugar en el sur de la Florida'', comentó Altidore. "Jugué muchas veces en Kendall, Homestead, en equipos como Miami Strike Force, Boca Juniors y en muchos lugares de esta gran comunidad''.

En 1974, harto de los abusos de Papa Doc Duvalier, Joseph Altidore decidió probar suerte en Estados Unidos y con $300 en el bolsillo enrumbó a Nueva Jersey donde se quedó en la casa de un primo. Se casó con Gisella, enfermera de profesión, y tuvieron cuatro hijos. Jozy nació en 1989.

"Los haitianos somos apasionados por el fútbol y, aunque yo nunca lo jugué, Jozy desde que nació mostró su amor por el balón'', comentó Joseph Altidore. "Cuando cumplió cinco 5 años de edad, me di cuenta que tenía condiciones especiales porque superaba con facilidad a los niños de su edad y entonces decidí invertir en él''.

Todo el dinero que Joseph y Gisella gastaron en esa época, Jozy se los ha retribuido con creces, no sólo en el lado económico y material, sino también en el orgullo.

"El hecho que juegue por la selección de Estados Unidos nos da mucha satisfacción'', afirmó su padre. "Y no sólo eso, él tiene muchos otros gestos''.

Jozy le está construyendo una amplia casa a sus padres en Boca Ratón, donde la familia se mudó desde Nueva Jersey hace años, y donde empezó esta historia de esfuerzo, amor y talento.

"Es un sueño hecho realidad'', expresó Jozy. "Muchos piensan que porque se vive en Boca Ratón, uno tiene dinero y no es así. Mi mamá tenía tres trabajos y mi papá trabajaba muy duro para poder mantenernos a mí y mis tres hermanos. Fueron tiempos muy duros''.

El talento de Jozy fue identificado muy rápidamente en Boca Ratón, y en el 2005 integró la selección estadounidense que participó en el Mundial Sub-17.

Al año siguiente, fue seleccionado en el puesto 17mo. por los Red Bulls de Nueva York (entonces los MetroStars), en el draft de la MLS. En el 2007 jugó en el Mundial Sub-20.

El 8 de noviembre de ese año fue convocado por primera vez a la selección adulta y al año siguiente integró la selección de EEUU Sub-23 que se clasificó y jugó en los Juegos Olímpicos de Pekín.

"Jozy es alguien con quien podemos contar'', comentó el entrenador de la selección de las barras y las estrellas, Bob Bradley, durante la preparación del equipo en Miami con miras a sus próximos dos partidos por las eliminatorias. "Es un joven con gran potencial, y esos tres goles que anotó a Trinidad y Tobago le han dado más confianza''.

Quizás Altidore no sea el único caso de hacer realidad un sueño.

"En Haití hay un montón de talento'', comentó Tom Mulroy, presidente de la empresa se Habla Fútbol. "Hay muchos otros potenciales jugadores. Altidore triunfó porque llegó al lugar correcto para desarrollarse''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios