Fútbol

Futbolista cubano impresiona por su liderazgo en el ámbito profesional

Yeniel Bermúdez.
Yeniel Bermúdez.

Poco tiempo le ha tomado al polifuncional jugador cubano Yuniel Bermúdez para abrirse un espacio en el fútbol de Estados Unidos.

Mike Anhaeuser, su entrenador en el Battery de Charleston, líder absoluto de la United Soccer League, no escatima elogios para el excapitán de la selección preolímpica de Cuba que junto con otros seis compañeros desertaron a principios del año pasado en Tampa, donde disputaban el torneo clasificatorio para Pekín 2008.

"Yeniel es un gran jugador y mejor persona'', manifestó Anhaeuser. "Destaca por su disposición al trabajo, su buena técnica y sobre todo su hambre de triunfo''.

Su liderazgo y determinación convirtieron a Bermúdez en líder de la selección cubana Sub-23.

Llegó un momento, sin embargo, que Bermúdez quería nuevos desafíos, y fue cuando tomó la decisión más importante de su vida.

‘‘Yo había tocado mi techo en el fútbol cubano'', expresó. "Allá no hay profesionalismo y para desarrollarme tenía que salir. Por eso, cuando se me presentó la oportunidad, no la desaproveché''.

Esa "oportunidad'' llegó el 23 de marzo pasado, luego que Cuba empató 1-1 contra Estados Unidos, y siete jugadores desertaron y aparecieron en West Palm Beach.

De ahí cada uno buscó su destino, y felizmente ahora todos se encuentran jugando en equipos profesionales en diferentes ligas del Estados Unidos y Puerto Rico.

Antes, sin embargo, hubo que realizar un largo peregrinaje para el cubano.

Bermúdez se fue a la Isla del Encanto y se enroló en el Fluminense de Guaynabo. Terminada la temporada se trasladó a Los Angeles donde entrenó con Chivas USA, al lado de su ex compañero de la selección Mikael Galindo, y luego participó en un campamento con el Galaxy de Los Angeles.

"Fue una experiencia muy interesante la que vivimos en Los Angeles, junto con Pedro Faife y Reiner Alcantara, quienes ahora juegan con el Miami FC'', comentó Bermúdez. "De pronto nos encontramos en el mismo vestuario con David Beckham y Landon Donovan, quien como habla español conversaba mucho con nosotros''.

Acto seguido, el Battery se interesó por sus servicios.

Anhaeuser había tenido muy buena experiencia con los dos cubanos que dirigió en el 2008, Osvaldo Alonso, Quien pasó a los Sounders de Seattle de la MLS, y Léster Moré, quien juega ahora con el River Plate en la Liga de Puerto Rico.

"Alonso y Moré me abrieron el camino en el Battery'', afirmó Bermúdez. "Gracias a la buena imagen que dejaron, el entrenador me dio la oportunidad a mí''.

Poco a poco Bermúdez se va adaptando a un fútbol muy diferente.

"En Estados Unidos el juego es muy físico'', comentó. "En cambio, en Cuba se juega a la brasileña con mucho toque del balón. Poco a poco voy entrando, y trato de sacar provecho de mi juventud y del hecho que puedo jugar en varios puestos, como defensa central, lateral o volante''.

Con la calidad que posee, cosas buenas le esperan.

  Comentarios