Fútbol

Lo imposible pudiera suceder en Sudamérica

ROLANDO SCHIAVI no pudo ocultar su frustración tras la derrota de Argentina el miércoles ante Paraguay.
ROLANDO SCHIAVI no pudo ocultar su frustración tras la derrota de Argentina el miércoles ante Paraguay. EFE

Si Argentina llega al repechaje debería darse por bien servida, porque como están las cosas existe la posibilidad real de que el equipo que dirige Diego Maradona quede eliminado del Mundial del 2010, tal como ocurrió hace 40 años.

El gran astro Lionel Messi podría quedarse sin la Copa y su seleccionado podría ver interrumpida una racha de nueve campeonatos consecutivos en los que no sólo fue actor estelar sino que ganó dos títulos mundiales.

Los albicelestes se han visto ahora reducidos al papel de trampolín para que otras selecciones se clasifiquen. Así ocurrió contra Brasil que lo derrotó 3-1, el sábado pasado en Rosario, y con Paraguay que lo superó 1-0, el miércoles anterior en Asunción. Ahora auriverdes y guaraníes celebran su presencia en Sudáfrica.

La albiceleste con 22 puntos, en quinto lugar y con dos fechas por jugar, se encuentra acosada por todas partes.

El problema más grave ocurre en el interior. De la mano de Maradona, quien asumió el mando en octubre pasado, la selección argentina va en caída libre. Perdió cuatro de seis partidos en las eliminatorias. Convocó a 62 jugadores en total, 30 de los cuales eran llamados por primera vez a la selección. España acaba de clasificarse al Mundial con récord perfecto de ocho victorias, y el entrenador Vicente del Bosque sólo nominó 26 jugadores.

"Voy a pelear hasta la última gota de sangre'', dijo Maradona tras la derrota en Asunción. "Voy a cumplir con mi contrato, no me van a quebrar''.

Los cuatro primeros en Sudamérica ganarán el pasaje directo al Mundial, y el quinto disputará un repechaje con el cuarto de la CONCACAF --que se estima será Costa Rica--, en partidos de ida y vuelta.

En octubre próximo, Argentina obligatoriamente deberá ganar al eliminado Perú, en Buenos Aires; y a Uruguay, en Montevideo. Los celestes van sextos en las posiciones sudamericanas con 21 unidades y si vencen en el Centenario pueden estar dándole la estocada de la muerte a su clásico rival.

En estos momentos, los argentinos dependen de lo que ocurra con Ecuador (cuarto con 23 puntos), que recibirá en las alturas de Quito a Uruguay y luego visitará a Chile, tercero con 27 unidades.

Venezuela, con igual puntaje que Uruguay pero en séptimo lugar por menor diferencia de goles, se encuentra al acecho y sus próximos rivales serán los ya clasificados Paraguay y Brasil.

Las angustias de Argentina provocan la alegría de los brasileños, sus eternos rivales. ‘‘Ya en el Mundial, Brasil disfruta con la victoria sobre Chile y con otra derrota de Argentina'', dijo el jueves el periódico deportivo brasileño Lance.

Por su parte, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, decretó el jueves un día de asueto en todo el país para festejar la clasificación de Paraguay.

Dolor y alegría, son las dos caras de las eliminatorias sudamericanas.

  Comentarios