Fútbol

Colombia: Mueren futbolistas en choque

El joven cañonero Herman Córdoba, astro del Atlético Huila y candidato para integrar la selección de Colombia, murió incinerado el domingo en la madrugada al lado de otro futbolista al estrellarse su automóvil contra un autobús, informó la policía de carreteras.

En el accidente también perecieron el futbolista Mario Fernando Beltrán, de 23 años, mediocampista del Huila; una mujer que los acompañaba ----Marianela Cruz, de 29 años----, y otro jugador, el defensor Juan Camilo Restrepo, quedó herido de gravedad y fue operado en el hospital Hernando Moncaleano de Neiva, precisó el gerente del Huila, Gerardo Gómez Alvarez.

Restrepo figura en el plantel del Huila en calidad de jugador aficionado a prueba y Cruz supuestamente era compañera de Córdoba.

El accidente se registró poco después de las 00.30 del domingo a la entrada de la población de Rivera, a unos tres kilómetros de Neiva, capital del Departamento del Huila, a 240 kilómetros al sur de Bogotá.

Córdoba y sus acompañantes salieron en automóvil de Neiva con rumbo a Rivera y chocaron al regreso luego que celebraron la victoria en un balneario, según el equipo Huila.

Los tres cadáveres quedaron incinerados y desmembrados, precisó el hospital Divino Niño de Rivera. Gómez Alvarez identificó los restos de Córdoba y Beltrán. Este último quedó atrapado dentro del automóvil que se volcó e incendió, y Córdoba a un costado de éste, indicó la policía de carreteras.

El automóvil que aparentemente conducía Córdoba se estrelló de frente contra el autobús, incendiándose ambos. No se informó de fallecimientos ni heridos en éste.

El comandante de la policía del Huila, coronel Jaime Moreno, indicó que según las primeras averiguaciones el vehículo de Córdoba marchaba a mucha velocidad y chocó cuando trató de rebasar a otro.

Córdoba había sido la gran figura en la victoria por 2-1 del Huila ante el Deportivo Pereira, y el conjunto de Neiva recuperó el sábado el comando en el torneo Clausura del fútbol colombiano. El jugador, quien lucía la camiseta 10, convirtió de cabeza el primer tanto a los 79 minutos e hizo el pase a Lewis Ochoa para que anotara el de la victoria en tiempo de reposición.

"Soy de quienes más practican en la semana, mi sueño es ser el goleador del campeonato'', había dicho Córdoba el sábado.

"Siempre les recalco a mis jugadores que hay que celebrar con mucho cuidado, teniendo claro que la vida está por encima de todo. Es muy doloroso lo que sucedió'', dijo el técnico del Huila, Guillermo Berrio, a la edición electrónica del diario El Tiempo de Bogotá.

Berrio reveló que el estratega de la selección de Colombia, Eduardo Lara, pensaba convocar a Córdoba para el partido ante Chile del 10 de octubre en la penúltima fecha de las eliminatorias mundialistas.

"El profesor Lara me consultó recientemente sobre Herman, estaba interesado en llamarlo'', indicó "Teacher'' Berrio.

Córdoba se había convertido en una de las figuras del torneo.

"Herman y Mario Fernando significaban mucho como personas, por encima de lo futbolístico está el ser humano; el dolor es inmenso'', declaró por su parte el preparador físico Ariel Caicedo a los medios.

El atacante de 19 años pertenecía al Deportivo Cali, actuaba en calidad de préstamo con el Huila desde enero y dedicaba los goles a su hermano Giovanny, quien murió víctima de un rayo cuando practicaba con el Deportivo el 24 de octubre del 2002.

"Giovanny me ilumina desde el cielo y yo estoy cumpliendo lo que él quería de mí como jugador'', había declarado recientemente Herman a los periodistas.

Cada vez que anotaba un gol levantaba los brazos, miraba al cielo y lo dedicaba a Giovanny, quien falleció 71 horas después de que lo alcanzó el rayo, el cual también fulminó a otra figura del balompié colombiano, Hermann "Carepa'' Gaviria.

Herman, nativo de la población de Palmira, vecina a Cali, había reiterado el sábado el deseo de ser el cañonero del torneo, y con siete dianas se ubicaba a una de alcanzar a Jackson Martínez y Teófilo Gutiérrez.

El ídolo de los hinchas del Huila lucia un tatuaje con el nombre de su hermano y soñaba con jugar en Boca Juniors de Argentina y más tarde con el Inter de Italia. Era admirador del defensor colombiano Iván Ramiro Córdoba, del Inter.

Los cadáveres de Córdoba y Beltrán fueron llevados al estadio Plazas Alcid, anunció el presidente del club Jorge Fernando Perdomo y en otros escenarios se guardó un minuto de silencio en su memoria.

El dirigente dijo a los periodistas "estoy destrozado. Gracias al enorme talento de Herman venimos realizando una gran campaña''.

Luz Helena Rentería, madre de Herman y otros ocho hijos, pidió entretanto ayuda económica para trasladarse de Palmira a Neiva.

"No tengo dinero para viajar, vi a Herman por la televisión cuando el sábado festejaba el gol... mi hijo me había enviado hace unos días 100.000 pesos'', manifestó a Caracol Radio.

Córdoba tenía en España un hijo de seis meses de edad, según Rentería.

  Comentarios