Fútbol

Brasil tiene un partido de altura

JULIO CESAR trata de detener un disparo de Adriano en los entrenamientos previos al partido con Bolivia.
JULIO CESAR trata de detener un disparo de Adriano en los entrenamientos previos al partido con Bolivia. Associated Press

Clasificada de antemano a la Copa Mundial, Brasil se prepara para enfrentar el domingo a Bolivia con la solitaria preocupación de la altura de La Paz.

El elenco de estrellas comandadas por el técnico Dunga entrena en Teresópolis, una región montañosa en las afueras de Rio de Janeiro con la esperanza de mantener su racha ganadora en la eliminatoria suramericana, incluso en los 3.650 metros de altura de La Paz.

Uno de los que ya probó jugar en la altura es el volante Diego Souza, quien acompañó a su equipo Palmeiras para un partido en Bolivia.

"Jugé en Potosí (Bolivia), es difícil respirar, parece que uno se va a desmayar'', recordó Souza, con grandes opciones de actuar como titular el domingo. "Si fuera a jugar en La Paz, voy a dar el máximo y tratar de actuar como un boliviano''.

El técnico trató de desterrar cualquier temor entre sus jugadores por la altura e instó a sus jugadores a dejar de pensar en eso.

"Brasil tiene que usar su calidad técnica, (la altura) es difícil para los dos, no podemos insistir en eso porque se convierte en algo psicológico'', advirtió Dunga.

  En Lima, el presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Manuel Burga, reprochó que se ponga en entredicho la "honorabilidad'' de los jugadores de la selección peruana por supuestos incentivos económicos para vencer a Argentina el sábado en las eliminatorias mundialistas.

Sin embargo, a los jugadores no parecía molestarles la idea de recibir un estímulo siempre y cuando sea para derrotar al rival.

‘‘Contra Uruguay se habló de los incentivos, pero no hubo nada, y si ahora hay, que nos pasen la voz, avísennos por favor'', afirmó Roberto Palacios, burlándose de las versiones de la prensa argentina de que a los peruanos se les habría ofrecido hasta $200,000 si sacan a Argentina de la carrera al mundial Sudáfrica 2010.

  En Santiago, el técnico Marcelo Bielsa afronta varias dudas como consecuencia de lesiones o suspensiones en la alineación que pondrá el sábado ante Colombia por las eliminatorias mundialistas.

Chile tiene suspendidos para este partido al defensa central Gonzalo Jara y a su estelar delantero Alexis Sánchez. Además, Matías Fernández, el conductor del cuadro, llegó resentido desde Portugal, aunque el jugador aseguró el martes que estaba en proceso de recuperación.

Pero en los entrenamientos en dos jornadas, Fernández no ha estado en la posible alineación titular y su lugar lo ha ocupado Jorge Valdivia.

Otra alternativa es el volante Rodrigo Millar, a quien también se le ha visto en las cerradas prácticas que realiza el equipo en su campo.

  En Buenos Aires, cuanto más calma necesita porque tambalea en la cornisa, Argentina quedó estremecida por la amenaza de renuncia de su técnico Diego Maradona, en un abierto desafío a las autoridades del balompié nacional.

El ex Pibe de Oro puso en duda su continuidad al frente de Argentina luego de las eliminatorias mundialistas, en la antesala del choque el sábado ante Perú en el que su equipo se jugará casi lo último que le queda de vida para ir al mundial de Sudáfrica 2010.

"Sobra histeria cuando la realidad reclama sensatez'', titula el miércoles el diario La Nación.

"Ni el temor a caer en el abismo futbolero lo intimida'', destaca el deportivo Olé. ‘‘Maradona crea intrigas que no hacen más que desestabilizar a un plantel que lo único que necesita es tranquilidad''.

  Comentarios