Fútbol

Donovan sueña con el pase, pero no duerme en los laureles

LANDON DONOVAN durante una práctica el martesa en la mañana en la cancha de la Universidad de Barry.
LANDON DONOVAN durante una práctica el martesa en la mañana en la cancha de la Universidad de Barry. El Nuevo Herald

Respeto. Ese es el sentimiento que tiene Landon Donovan por Honduras, el rival de Estados Unidos en el partido decisivo del próximo sábado en San Pedro Sula por las eliminatorias de la CONCACAF al Mundial del 2010.

Un triunfo asegurará la clasificación del conjunto de las barras y las estrellas a Sudáfrica, mientras los catrachos necesitan más de una victoria en las dos fechas que faltan del Hexagonal Final.

"Honduras tiene un equipo muy fuerte'', analizó el goleador estadounidense. "Cuenta con grandes jugadores como David Suazo, Wilson Palacios, Julio de León, entre otros. Hay que jugarles bien defensivamente''.

En los cuatro días de práctica en Miami, se vio las intenciones de Bob Bradley. El estratega de EEUU exigió a sus jugadores una marca al milímetro y entrenó en espacios reducidos con rotación del balón a un solo toque.

"Nosotros queremos asegurar la clasificación en San Pedro Sula'', afirmó Donovan. "En la eliminatoria pasada ganamos 2-1 como visitantes y en esta oportunidad hay que tratar de sacar por lo menos un empate''.

Estados Unidos comanda la lucha regional con 16 puntos, seguido por México (15), Honduras (13), Costa Rica (12), El Salvador (8) y Trinidad y Tobago (5).

Los tres primeros obtendrán el boleto directo al Africa, y el cuarto irá a un repechaje contra el quinto de Sudamérica.

Si EEUU pierde el sábado, aún tiene la posibilidad de asegurar el pase con un empate contra Costa Rica, el próximo miércoles 14 en el Robert F. Kennedy Stadium.

Ese escenario, sin embargo, no le agrada a Donovan.

"Prefiero asegurar la clasificación el sábado antes que el miércoles siguiente en un ambiente de fiesta'', aseguró. "En el fútbol puede pasar cualquier cosa''.

Donovan, máximo goleador de la selección norteamericana con 41 tantos en 118 partidos, afirma que junto con sus compañeros pondrá el alma en la cancha para definir el pasaje.

El delantero no se mostró preocupado por los últimos acontecimientos que sacuden a Honduras tras el golpe de estado.

"La situación política no me importa en esta ocasión'', aseguró Donovan. "Sólo estoy enfocado en lo que pueda ocurrir en la cancha''.

El encuentro, cuyos derechos de transmisión pertenecen a Honduras, podrá ser visto en Estados Unidos sólo en circuito cerrado .

  Comentarios