Fútbol

Cerebro estadounidense, corazón mexicano

JOSE FRANCISCO Torres (izq.) debutó en la selección de Estados Unidos el 11 de octubre del 2008.
JOSE FRANCISCO Torres (izq.) debutó en la selección de Estados Unidos el 11 de octubre del 2008. GETTY IMAGES

José Francisco Torres, el talentoso mediocampista de 21 años de la selección de Estados Unidos, espera que Honduras salga como un vendaval el sábado en San Pedro Sula en la penúltima fecha de las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

"Los primeros minutos serán clave'', afirmó el volante del Pachuca. "Seguramente ellos se vendrán con todos y nosotros tendremos que estar bien parados en defensa''.

Con una victoria, Estados Unidos asegurará la clasificación a su sexto Mundial consecutivo. Honduras, en cambio, necesita más de tres puntos en las dos fechas que faltan del hexagonal final para asegurar el pasaje.

Estados Unidos comanda la tabla de posiciones de la eliminatoria con 16 unidades, seguido por México (15), Honduras (13), Costa Rica (12), El Salvador (8) y Trinidad y Tobago (5), este último quedó fuera de carrera.

Los tres primeros ubicados en la CONCACAF se clasificarán directamente al Mundial y el cuarto disputará un repechaje con el quinto de Sudamérica.

Torres afirma que Estados Unidos cuenta con la ventaja de no depender de nadie para ir al Mundial.

"Todo está en nuestras manos'', expresó Torres. "Tenemos delanteros capaces de hacer un gol en cualquier momento''.

Nacido en Longview, Texas, hijo de padre mexicano y madre estadounidense y con doble nacionalidad, el mediocampista tenía la opción de optar por el Tri o por el escuadrón de las barras y las estrellas. Al final prefirió defender la selección del país donde nació.

‘‘Fue una decisión muy difícil'', expresó el mediocampista. "La tomé con toda mi familia''.

El 2 de octubre del 2008, dio a conocer su deseo de jugar por Estados Unidos y fue convocado por el entrenador Bob Bradley. Nueve días después debutaba contra Cuba.

Cuando estudiaba en la escuela secundaria en Texas, Torres fue reclutado por el Pachuca. En el Torneo Apertura del 2008 apareció como titular e incluso jugó tres partidos en Mundial Interclubes de la FIFA.

En la mañana del jueves, el conjunto estadounidense puso punto final a su preparación de cuatro días en Miami con miras al choque contra Honduras.

Bradley ordenó un partido de una hora a puertas cerradas, en el que dejó definida la estrategia para el choque en San Pedro Sula. En la tarde, la delegación estadounidense viajó a Honduras.

  Comentarios