Fútbol

Clásico de alto impacto

EL ASTRO argentino Lionel Messi (izq.) fue fuertemente marcado por Luis Ramírez y toda la zaga peruana, el pasado sábado por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010.
EL ASTRO argentino Lionel Messi (izq.) fue fuertemente marcado por Luis Ramírez y toda la zaga peruana, el pasado sábado por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010. EFE

Encarnizados rivales rioplatenses, Uruguay y Argentina protagonizarán el miércoles un partido que promete una batalla épica por el derecho a decir presente en la Copa Mundial, en el último encuentro de unas dramáticas eliminatorias sudamericanas y en medio de una expectativa poco frecuente.

Dueños de dos títulos mundiales por cabeza, 14 copas América y con estrellas que brillan en Europan, se espera que los dos vecinos se saquen chispas ante unas 55,000 personas en el estadio Centenario, donde en 1930 los uruguayos obtuvieron el primer título del mundo en una final contra los argentinos justamente.

El encuentro ofrece todos los ingredientes. Ambos vienen de conseguir el sábado agónicas victorias 2-1 en la penúltima fecha que causaron taquicardia. Uruguay, en la altura de Quito, venció a Ecuador gracias a un penal cobrado por Diego Forlán a poco del final. Argentina lo hizo por cuenta de un tanto de Martín Palermo en el tercer minuto de descuento.

Los triunfos le dieron oxígeno y renovaron las esperanzas para ambos y todo eso confluirá el miércoles para cuando se vean las caras en el añejo clásico del Río de la Plata, donde la historia virtualmente común está presente en iguales proporciones, con todas sus amistades y desavenencias.

La atención en Argentina se enfoca en su cuestionado técnico Diego Maradona y la presión que afronta por evitar lo que sería una tragedia nacional: perderse su primer mundial desde 1970.

"No nos podemos relajar... Hay que ir con todo y darles a los argentinos la alegría de ir al mundial'', dijo Palermo.

En juego está la última de las cuatro plazas directa de Sudamérica para el Mundial. El quinto jugará un repechaje con un equipo de la CONCACAF.

Tanto argentinos como uruguayos están obligados a ganar, pues Ecuador les pisa los talones y podría dejar a alguno fuera. Argentina suma 25 puntos, Uruguay 24 y Ecuador 23. Los ecuatorianos jugarán como visitante contra Chile, que ya está clasificado, lo mismo que Brasil y Paraguay.

En Uruguay, la victoria ante Ecuador trajo la calma y aunque reina confianza también se reconoce que el partido ante los argentinos será muy duro.

  Comentarios