Fútbol

EEUU no aspira a otra cosa que ganar el Mundial

Bob Bradley.
Bob Bradley.

El objetivo de Estados Unidos es ganar el Mundial del 2010, afirmó el entrenador de los norteamericanos, Bob Bradley, tras superar la odisea de las eliminatorias y terminar primero en la CONCACAF.

"Tenemos grandes metas'', afirmó Bradley. "Entendemos la responsabilidad que significa jugar el Mundial y competir al más alto nivel. En Sudáfrica 2010 queremos ganar la Copa''.

En ocho participaciones mundialistas --las últimas cinco de ellas consecutivas-- lo más lejos que llegó Estados Unidos fue un tercer puesto en el primer Mundial, en Uruguay 1930. Entonces participaron sólo 13 selecciones, y no estuvieron los grandes de Europa, Italia, Alemania e Inglaterra.

Después su mejor actuación fue el séptimo puesto en Japón-Corea del Sur 2002, tras caer 1-0 en cuartos de final con Alemania. En el Mundial del 2006, el conjunto de las barras y las estrellas fue eliminado en primera ronda y sólo consiguió un punto.

En los dos últimos días de las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF, los estadounidenses sufrieron dos golpes tremendos con la pérdida de dos jugadores vitales, Charlie Davies, en un accidente de tránsito en la madrugada del martes, y Oguchi Onyewu, con una lesión en la rodilla minutos antes de sellar el 2-2 con Costa Rica la noche del miércoles último en el RF Kennedy Stadium en Washington, D.C.

"Pese a las bajas sufridas, Estados Unidos mostró su carácter'', comentó Bradley. ‘‘Eso pone en evidencia la fortaleza de los jugadores. Estoy orgulloso del esfuerzo de todos, pues refleja la mentalidad y el espíritu del grupo''.

Bradley informó que el miércoles visitó a Davies en el Washington Hospital Center. La respuesta del delantero a las operaciones en la pierna y en la vejiga y las opiniones de los médicos lo hacen sentirse muy optimista.

"Fue un momento duro; ahora él sólo responde con señas'', afirmó Bradley. "Para que diga sí, se le pide que cierre los ojos o que cierre un puño, y Charlie lo hace. No habla todavía. Los médicos me dijeron que eso se debe a las fuertes medicinas que le dan para aliviarle el dolor y no a las lesiones y operaciones. Los jugadores querían visitarlo, pero no era posible. Tenemos fe que pronto estará con nosotros''.

Su recuperación tardará entre seis meses y un año.

El caso de Onyewu, por lo menos ocurrió en la cancha, aunque Bradley acusó la pegada.

"Oguchi [Onyewu] sufrió rotura del tendón izquierdo en la rodilla'', comentó el técnico tras el empate con los ticos. "Hemos tenidos dos días de dolorosas noticias y Gooch ha sido una parte importantísima en nuestro equipo. Normalmente la recuperación de esas lesiones toma entre tres y cuatro meses. El es joven, sano y nuestros doctores son muy buenos. Estamos seguros que regresará al equipo y estará listo para el Mundial. Sin embargo, es otro golpe para nosotros''.

Para colmo de males, el AC Milan, donde milita Onyewu, pidió una compensación a la Federación de Fútbol de Estados Unidos por la selección de su jugador.

"Estoy molesto porque una vez más las selecciones nacionales se llevan a los jugadores y nosotros los perdemos debido a las lesiones'', comento el presidente del club italiano, Adriano Galliani, a los periodistas de su país. "En el Milan esperamos una compensación de la USSoccer, pues Onyewu no podrá jugar por nosotros en seis meses''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios