Fútbol

Se rompe la USL y nace una nueva liga

ALEN MARCINA (der.), de Miami, y Wes Knight, del Vancouver, en julio. Ambos clubes se separaron de la USL.
ALEN MARCINA (der.), de Miami, y Wes Knight, del Vancouver, en julio. Ambos clubes se separaron de la USL.

El Miami FC junto con seis equipos más se separaron de la United Soccer League y formaron una nueva liga de fútbol profesional que empezará a jugar en Estados Unidos y Canadá en abril del 2010.

La secesión se produjo por las profundas diferencias entre los clubes y la directiva de la USL.

Junto a Miami se separaron los clubes más poderosos de la USL, como el actual campeón, Impact de Montreal, Whitecaps de Vancouver, Silverback de Atlanta, RailHawks de Carolina, Thunder de Minnesota y San Luis.

El lunes pasado, los siete clubes presentaron su solicitud de afiliación a la segunda división de la Federación de Fútbol de Estados Unidos. En los próximos días harán lo propio ante la Federación de Fútbol de Canadá para la primera división.

"Sucedió algo que se venía preparando'', afirmó el presidente del Miami FC, Aaron Davidson. "Queremos lograr cambios fundamentales. Llevamos años tratando de superar las carencias. La USL llenó un papel en su momento, pero ahora se trata de tomar más riesgos''.

Davidson señaló que el poco margen de maniobra que tenían los clubes en la USL llevó al rompimiento.

‘‘Cuando la liga en que tú juegas es manejada por otros, no hay incentivos para invertir ni sentimientos de lealtad'', agregó Davidson. "Con esta decisión ganamos control de nuestro destino, y podremos finalmente estructurar y operar la liga en una manera que nos permita crecer y tener éxito''.

Con 20 años de vida, la USL ocupó un vacío importante en la expansión del balompié estadounidense en damas y varones.

El 27 de agosto pasado, la propietaria de la liga, Nike, la vendió a una empresa inmobiliaria, NuRock Soccer Holdings de Atlanta, Georgia. Aquello fue decisivo, porque los clubes estaban interesados en comprar la liga.

El presidente del Impact, Joey Saputo, fue elegido como jefe de la nueva liga.

"Esta no será una liga tradicional'', afirmó Saputo. "La mayoría de los clubes han existido por años. Ahora hemos unido a los mejores propietarios, equipos y mercados alrededor de una nueva visión para una liga de fútbol profesional en Norteamérica''.

Jeff Cooper, propietario del San Luis, dijo que buscan un comisionado y un nombre para la liga. También han iniciado conversaciones con varios equipos interesados en sumarse a esta aventura.

  Comentarios