Fútbol

La final se volverá a repetir

Con el panorama más despejado después de la celebración del sorteo de cuartos de final de la Liga de Campeones se puede prever otra final entre los últimos dos aspirantes: el Manchester United y Barcelona FC, actual campeón de la competición europea.

Aunque a estos precisamente les han tocado ahora los peores rivales, después de que los octavos de final se cargaran a favoritos como Chelsea y Real Madrid, además de Sevilla y Oporto.

El BarÇa tendrá que vérselas nada menos que con el Arsenal reeditando la final del 2006. Un equipo joven y descarado que este año se ha subido a lo más alto de la Premier League a base de fútbol y goles.

La serie también tiene algo de morbo porque el capitán del Arsenal Cesc Fábregas es de la cantera del Barcelona y el delantero azulgrana Thierry Henry fue a su vez capitán de los Gunners.

El Barcelona no necesita presentación, hoy por hoy simplemente es el mejor, sino que le pregunten al Stuttgart. Además de un gran equipo, cuenta con un fantástico jugador llamado Lionel Messi.

La ida será el 31 de marzo y la vuelta el 6 de abril. Dos partidos para alquilar balcones en los que, a pesar del poderio de los ingleses, debe salir airoso el BarÇa.

Aunque no se queda atrás el duelo entre Manchester y el Bayern (el 30 marzo y el 7 de abril).

Los Red Devils a pesar de la marcha de Cristiano Ronaldo han recuperado su gran juego gracias a un fenomenal Wayne Rooney, que con dos goles en cada partido eliminó al Milan, y al trabajo de años de Sir Alex Fergunson.

Pero los alemanes con Frank Ribery por la izquierda y Arjen Robben por la derecha, son letales, forman un conjunto muy sólido, bien balanceado en sus líneas y que ha recuperado su buen hacer con el balón. Con una gran dosis de sacrificio dejó fuera a la Fiorentina, pero no creo que puedan hacer los mismo con los ingleses.

De ganar el BarÇa, deberá enfrentar en semifinales (21/28 abril) al vencedor entre Inter y CSKA Moscú. Si la lógica pone a los italianos como favoritos, pero a ellos los blaugranas ya le dieron un baile en la fase de grupos y si no se confían deben llegar cómodos a la final.

Por el otro lado el Manchester enfrentaría al que gane entre los dos franceses Lyon y Burdeos. El pronóstico es muy difícil, aunque me voy por el Lyon.

El primero fue el verdugo del Madrid, y casi del BarÇa el año pasado, y el segundo es el líder de la liga, que en esta edición tiene más representates que la española y italiana.

El United no lo tendrá fácil, pero si algo no falla debe llegar a encontarse de nuevo con Barcelona, nada menos que en el estadio Santiago Bernabéu, y una vez allí contar con algo más que suerte para tumbar al campeón.

El 22 de mayo es la fecha elegida, a sólo 20 días del inicio del máximo espectáculo del deporte: la Copa Mundial de fútbol.

  Comentarios