Fútbol

Honduras lleva varias sorpresas

SERGIO MENDOZA (der.) conduce el balón durante un partido clasificatorio al Mundial el 14 de junio del 2008.
SERGIO MENDOZA (der.) conduce el balón durante un partido clasificatorio al Mundial el 14 de junio del 2008. AP

El técnico Reinaldo Rueda asombró al llamar al defensor Sergio Mendoza, a quien la FIFA suspendió un año por arrojar positivo en una prueba de dopaje, a un intenso preparativo de cinco días con miras a la Copa del Mundo de Sudáfrica.

La selección realizará el entrenamiento de domingo a jueves en San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa. Todos los convocados son de clubes locales.

"A Sergio lo perdimos durante mucho tiempo, pero decidí tomarlo en cuenta y espero tener todo de él en estos días que estaremos en concentración. Lo valoraremos a fin de insertarlo de nuevo en la selección para que recupere su memoria'', afirmó.

Mendoza jugó su último partido con Honduras el 19 de noviembre del 2008 contra México en el estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, que ganaron los aztecas por 1-0.

Cumplió en febrero la suspensión, luego de arrojar positivo en octubre del 2008 antes del partido por la eliminatoria mundialista de la CONCACAF contra Canadá.

Según el informe médico, el futbolista se automedicó un ungüento de uso tópico y cicatrizante para sanar un caso de herpes labial. La sustancia es Neobol, que contiene un compuesto prohibido por la FIFA.

Rueda, que convocó a 17 futbolistas, sorprendió también con el portero Kevin Hernández, el lateral derecho Juan Carlos García y el defensa Osman Chávez.

"Kevin no ha tenido el éxito que quisiéramos, pero es un jugador de gran proyección y tiene talla internacional... y a García lo puedo ubicar en dos puestos importantes dentro de la defensa'', dijo.

Sobre Chávez aseguró que "estuvo con nosotros en enero y se ha estabilizado en su equipo actual, el Platense''.

  Comentarios