Fútbol

Nacional saca valioso empate con el Cuenca

EL JUGADOR del Nacional de Uruguay Maximiliano Calzada (der.) lucha por el balón con Jorge Ladines, del Deportivo Cuenca de Ecuador, en la Libertadores. El partido terminó 0-0.
EL JUGADOR del Nacional de Uruguay Maximiliano Calzada (der.) lucha por el balón con Jorge Ladines, del Deportivo Cuenca de Ecuador, en la Libertadores. El partido terminó 0-0. Associated Press

El conjunto uruguayo Nacional sacó ayer un valioso empate de visitante 0-0 en la Copa Libertadores frente al subcampeón ecuatoriano Deportivo Cuenca, que pese a dominar la mayor parte del tiempo no logró anotar.

Desde el primer minuto el Deportivo se lanzó a buscar el arco de los visitantes, con jugadas de peligro creadas por Gabriel Méndez y Luis Escalada, aunque en la puntada final no tuvo suerte ni la puntería necesaria.

El arquero Rodrigo Muñoz se convirtió en la figura del cotejo porque salvó a Nacional de lo que parecían al menos tres seguras caídas. Los uruguayos mostraron un esquema defensivo y esporádicamente buscaron el arco rival.

A los 83 minutos Nacional tuvo la mejor ocasión de ganar el partido, pero se le escapó cuando Gustavo Varela ejecutó un tiro penal por encima del arco defendido por Esteban Dreer.

Con el empate, los uruguayos comandan el Grupo 6 con nueve puntos, seguidos de Banfield, de Argentina, con ocho unidades. Morelia, de México, está en tercero con cinco puntos y Cuenca cierra con cuatro.

El árbitro Pablo Pozo expulsó a Oscar Morales, de Nacional, a los 89 minutos después que éste golpeara con el brazo a un jugador del Cuenca.

El partido, que se disputó en su mayor parte bajo una pertinaz lluvia, se llevó a cabo en el estadio Alejandro Serrano.

  En Río de Janeiro, el partido entre Flamengo y Universidad de Chile por la Copa Libertadores fue postergado el miércoles debido a los aguaceros que azotaron Río de Janeiro.

La cancha del mítico estadio quedó cubierta de agua y lodo el martes. Si bien el estado del campo mejor significativamente el miércoles, las zonas contiguas al Maracaná seguían inundadas.

Las autoridades indicaron que llegar al estadio iba a ser muy difícil debido a las inundaciones tras 30 horas seguidas de lluvia.

Los aguaceros de la víspera que dejaron 100 muertos y provocaron el caos.

  En Lima, Alianza desplegará el jueves todo su poderío para demoler al ya eliminado Bolívar y no arriesgar sus posibilidades de clasificarse a la siguiente fase de la Copa Libertadores.

El equipo dirigido por el argentino Gustavo Costas sabe que debe aprovechar el choque ante Bolívar en casa para sumar puntos, a fin de ir en mejor posición al duelo de la última fecha que sostendrá en Buenos Aires con Estudiantes de la Plata, campeón vigente de la Libertadores y que lidera el Grupo 3.

  En Medellín, Colombia, con la soga al cuello, Independiente Medellín necesita conseguir el jueves una victoria como sea ante Cerro Porteño de Paraguay para seguir con vida en el Grupo 1 de la Copa Libertadores.

La situación del club colombiano es desesperada: apenas con tres de 12 puntos posibles. Está a siete del líder Corinthians.

  Comentarios