Fútbol

Pellegrini no tiene miedo

EL ENTRENADOR del Madrid Manuel Pellegrini habla a los medios después del entrenamiento de ayer a puerta cerrada en Valdebebas, previo al encuentro de hoy ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu.
EL ENTRENADOR del Madrid Manuel Pellegrini habla a los medios después del entrenamiento de ayer a puerta cerrada en Valdebebas, previo al encuentro de hoy ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu. Associated Press

Manuel Pellegrini hace un esfuerzo de contención cada que vez que salta la pregunta. Enmascarada de una forma u otra, todos quieren saber si el míster está en extremo preocupado por el Barcelona, Lionel Messi, o lo que podría pasarle al Real Madrid si cede el Clásico en el Santiago Bernabéu este sábado.

Le preguntan, en general, si tiene miedo.

El chileno, estoico y diplomático, busca recursos de lenguaje para no ceder a sus deseos de triturar a estos periodistas que han acudido al campo de entrenamiento de Valdebebas para encontrarse que la práctica es a puerta cerrada y que no se podrá hablar con más nadie que el técnico.

De ahí la insistencia de los reporteros, que se echan encima de él como una jauría.

De pronto, un fotógrafo se interpone entre el técnico y el resto de la prensa cerrando la visión de las cámaras del fondo en la sala de conferencia, y se produce un momento de tensión.

"Le tengo más miedo a esto que ha pasado, que al juego de mañana'', bromea quien es conocido como el Ingeniero.

Y quizá no le falte razón. A este hombre se le ha endurecido tanto la piel frente a una crítica, que le han sacado de tal manera las tiras del pellejo en los programas de radio y televisión, que ya nada parece hacerle temblar.

Todavía no se ha olvidado el incidente protagonizado por la mujer de Kaká -quien por cierto no estará en el Clásico por una lesión muscular, que la prensa local tilda de misteriosa.

Otros afirman que es un escándalo que está esperando a ser destapado, cuando en la plataforma Twitter ella comentó que Pellegrini era "un cobarde'' por haber sacado a su marido el día en que el club merengue fue eliminado por el Burdeos de la Liga de Campeones.

Desde que tomó el puesto al frente del Real Madrid, Pelligrini no ha hecho otra cosa que sortear escollos dentro y fuera de la cancha. Una cosa es el Villarreal -donde hizo sus méritos en España- y otra es uno de los clubes más grandes de todos los tiempos.

El quiere hablar del Madrid, pero la marea de las preguntas lo lleva irremediablemente al Barcelona y a su impresionante momento, y a Messi, para el que ya no alcanzan los elogios contenidos en todos los diccionarios de la lengua castellana.

Pero él no repetirá ni uno de ellos.

¿Cree que Barcelona es el mejor equipo del mundo?

"Los números así lo indican'', contestó secamente.

¿Si viera el juego como un aficionado más, que opinaría de Messi?

"Pasa por un gran momento, él no necesita de mis elogios'', agregó en tono cansado el entrenador del conjunto merengue.

¿Tiene miedo?

"Nunca he tenido miedo a nada y menos ahora'', cortó tajantemente antes de retirarse por una puerta trasera, dejando la sensación de estar solo y que sólo un triunfo del Real Madrid ante el BarÇa le traería un poco de sosiego, porque una derrota...

  Comentarios