Fútbol

Los gigantes también sufren

ZLATAN IBRAHIMOVIC cae al piso el martes en el revés del Barcelona ante el Inter en la Liga de Campeones.
ZLATAN IBRAHIMOVIC cae al piso el martes en el revés del Barcelona ante el Inter en la Liga de Campeones. AFP / Getty Images

El Barcelona de Pep Guardiola, irresistible en el 2009, atraviesa horas inciertas: el Inter lo tiene contra las cuerdas en la Liga de Campeones y el Real Madrid le persigue a un punto en la Liga con una presión enorme.

La pregunta que se hacen prensa y afición es saber cómo podría invertir la tendencia en la Liga de Campeones.

"Pep'' Guardiola, que en el 2009 hizo una irrupción espectacular en el círculo cerrado de los maestros de la táctica, recibió el martes una lección del astuto portugués José Mourinho (3-1).

Su mirada de niño pequeño perdido al final del partido ilustraba su incapacidad para responder al esquema puesto en marcha por el técnico portugués, cortando la transmisión entre Xavi y el argentino Leo Messi, como lo hiciera el sábado pasado el técnico argentino Mauricio Pochettino con el Espanyol (0-0).

Indudablemente, "Karpov'' Mourinho puso en jaque al "Kasparov'' Guardiola, que tendrá que romperse la cabeza para encontrar una salida en el partido de vuelta, en una semana en el feudo catalán del Camp Nou.

"Evidentemente no es lo ideal perder por más de un gol, pero podremos remontar la situación en la vuelta'', dijo Guardiola tras la derrota del campeón en título en Milan.

Y lo tendrá que hacer sin su capitán y defensor, Carles Puyol, sancionado, sin el incisivo Andrés Iniesta, lesionado y con delanteros con los que no cuenta en las grandes citas: el francés Thierry Henry y el jovensísimo Bojan Krkic, que estuvieron en el banquillo durante el 3-1 y que vieron cómo el defensor Gerard Piqué se convertía en el número 9 del ataque al final del partido.

Por último, Guardiola deberá recuperar a su lateral derecho brasileño Daniel Alves, expulsado en la Liga el sábado y culpable de un enorme error en el marcaje en el primer gol del Inter.

En el Camp Nou, habrá que marcar dos goles al menos, sin encajar ninguno (el Barça ya lo logró contra el Inter en la fase previa). Messi, autor de una tripleta contra el Stuttgart (4-0) en los octavos de la competición y de otros cuatro goles ante el Arsenal (4-1) es esperado como el salvador.

En cuanto al interrogante sobre cómo resistir ante el embate del Real Madrid en la Liga, se puede creer que la grave derrota ante el Inter, la primera de la era Guardiola con más de una anotación, podría dejar huellas en la cabeza y piernas de los catalanes, que ya percibieron que su eterno rival no dejará probablemente de cumplir con sus compromisos hasta el final de la Liga el 16 de mayo.

  Comentarios