Fútbol

De repente el partido Islandia-Nigeria puede ser el más visto y resucitar a Messi

Las cosas que tiene el fútbol, y el Mundial. Argentina llegaba a Rusia con la etiqueta de favorita y hasta punto de hacer las maletas y no pasar de la fase de grupo tras caer 3-0 ante Croacia. Ahora el partido de Islandia contra Nigeria puede ser el más visto.

Si bien una derrota es una derrota, lo peor no solo ha sido perder los tres puntos, sino de la manera que se perdió y la noche ha sido muy larga para Leo Messi y compañía. Aunque por encima de ellos esta pesadilla debería afectar más Sampaoli, el principal culpable.

Sin embargo, para la albiceleste no está todo perdido, le queda un hilo de esperanza al que aferrarse. Luego verá que pasa.

Ese hilo no es otro que el partido de este viernes entre Islandia y Nigeria. Si gana Islandia, Argentina chao, a pesar de que aún le queda otra posibilidad remota. Si gana Nigeria, Argentina revive su esperanza a falta del último partido.

De este modo los “messianos”, y por supuesto todos los argentinos, van con Nigeria, su próximo rival; mientras los “ronaldistas”, la otra mitad del mundo, van con Islandia.

A priori este encuentro no estaba circulado en el calendario de nadie, excepto esos dos países involucrados, y ahora todos los quieren ver.

Para colmo no hay favorito y hasta un empate complicaría las cosas para Argentina, aunque sería mejor que una victoria de Islandia.

Lo peor del caso es como recoger los pedazos de la albiceleste para volverla a armar para jugar contra Nigeria y Sampaoli no parece ser el más indicado para hacerlo.

Que le cuesta a este señor poner un equipo con el mejor que tiene en cada puesto y dejarse de tonterías. O sea este:

Armani; Mercado, Otamendi, Mascherano, Rojo; Dybala, Lo Celso, Banegas, Di María; Messi y Agüero. Los suplentes serían Salvio, Bigglia y Pavón e Higuaín según las necesidades. Un equipazo con jugadores que brillan engrandes clubes de Europa.

Este equipo es mejor incluso que el Maradona campeón del mundo en 1986 con: Pumpido; Brown, Ruggeri, Cucciuffo; Giusti, Olarticochea, Batista, Héctor Enrique, Burruchaga; Maradona y Valdano. Solo estos últimos tres jugaban en Europa, por donde alguno que otro pasó inadvertido.

En Argentina se han cebado con Messi y eso hace que cada vez le pese más la camiseta. Pero no es justo. Mira para un lado y ve a Meza, mira para el otro y ve a Acuña, mira quien distribuye y ve a Enzo Pérez, si mira las subidas ve a Salvio o a Tagliafico y dirá con quien me asocio, con estos voy a ganar el mundial.

Y claro que sale desanimado. No es Maradona. Pero este equipo de Sampaoli tampoco es Argentina. Ojalá que la suerte le acompañe, porque el fútbol lo ha abandonado.

  Comentarios