Fútbol

¿Hubo racismo en las amonestaciones del Mundial? Las cifras hablan

El árbitro Milorad Mazic se dirige a Cheikhou Kouyate, de Senegal, después de la falta que cometió contra el jugador de Colombia Radamel Falcao.
El árbitro Milorad Mazic se dirige a Cheikhou Kouyate, de Senegal, después de la falta que cometió contra el jugador de Colombia Radamel Falcao. Getty Images

Varios estudios han señalado la probabilidad de que el triunfo de un equipo sobre otro se ve notablemente afectado por la composición racial del equipo arbitral asignado a cada partido, y que los árbitros pitaron más faltas en contra de jugadores negros que del resto de sus compañeros.

Para algunos, la eliminación de Senegal de la Copa del Mundo por faltas fue una señal de un problema mayor que desde hace tiempo ha inquietado a muchos: ¿influye el color de la piel en el resultado de los partidos?

Senegal fuera el primer equipo en ser eliminado por el criterio de fair play. El mismo establece que cuando hay un empate total en puntos y diferencia de goles, el resultado se decide por el número de amonestaciones recibidos por equipo.

El Nuevo Herald construyó una base de datos a partir de las estadísticas de la FIFA al término de la Copa Mundial y agregó la raza como una variable. Para ello, se analizó individualmente la raza de cada uno de los 734 futbolistas, de los cuales 607 jugaron minutos en Rusia.

Algunas cifras arrojaron un panorama que dejaba mucho que desear acerca de la equidad en el Mundial: los jugadores blancos fueron menos amonestados y se les pitaron menos faltas que a los de otras razas.

Los jugadores de raza blanca recibieron una tarjeta amarilla cada 652 minutos —una cada más de 7 partidos—, una posición muy ventajosa frente al resto de jugadores. Los jugadores asiáticos, negros o los de raza mixta recibieron una tarjeta amarilla cada 539 minutos —una cada 6 partidos.

Los asiáticos fueron los más perjudicados en este sentido, ya que recibieron una tarjeta amarilla por cada 456 minutos jugados —una cada 5 partidos. Los jugadores de raza mixta vieron una tarjeta amarilla cada 534 minutos —una cada 6 partidos— y los de raza negra cada 585 minutos —una cada 6 partidos y medio.

A los jugadores negros se les pitó una falta en contra cada 63 minutos, muy por debajo de las faltas cometidas por los jugadores blancos: una cada 82 minutos. La media de todos los jugadores fue una falta cometida cada 75 minutos.

Los jugadores de raza negra también recibieron más faltas por parte de sus compañeros —una cada 68 minutos— que las recibidas por los jugadores de raza blanca —una cada 85 minutos.

Sin embargo, necesitaron menos faltas para recibir una tarjeta los jugadores de las razas asiática, mixta y blanca.

Un jugador negro vería una tarjeta amarilla cada 9 faltas cometidas, frente a 6 faltas en el caso de un asiático, 7 de un jugador de raza mixta y 8 de un jugador de raza blanca.

¿Cuál es la relación entre color de piel y amonestaciones?

Si bien es cierto que, en comparación con los jugadores de otro color, los jugadores negros cometieron más faltas antes de recibir una tarjeta amarilla, no se pudo determinar si esto se debió a una diferencia táctica en el modo de jugar o a un sesgo por parte de los árbitros.


Establecer una relación certera entre la raza y las medidas disciplinarias en los deportes no es una tarea sencilla. Menos aún en una competición tan breve como lo es un mundial.

Pero son numerosos los estudios que han explorado la pregunta de si existe racismo en el deporte.

La revista Paste analizó en 2017 datos procedentes de la MLS y llegó a la conclusión de que los jugadores negros tenían un 14 por ciento más de posibilidades de que se les pitara una falta en contra que a sus compañeros de otras razas. Además, tenían el doble de posibilidades de ser expulsados del terreno de juego. Algunos académicos consideran que esto podría deberse, sin embargo, a sesgos involuntarios de los individuos.


Otro estudio, presentado en 2007 por un profesor de la Universidad de Pensilvania y un estudiante de doctorado de la Universidad de Cornell, hablaba de la relación entre la raza de los árbitros y de los jugadores.

El estudio concluyó que la probabilidad de que un equipo ganara se ve notablemente afectada por la composición racial del equipo arbitral asignado a cada partido, y que los árbitros blancos pitaron más faltas en contra de jugadores negros que del resto de sus compañeros.

Sin embargo, no todos coinciden.

Otro estudio presentado por los profesores Barry Reilly and Robert Wittt sobre la Premier League de Inglaterra estableció que no había relación directa entre las sanciones disciplinarias y la raza.

Tendremos que esperar al Mundial de Qatar para ver si la sombra del racismo deja en entredicho la competencia.

Siga a Luis Antonio Hernández (@LAHOM64) y Marta Oliver-Craviotto (@MartaOCraviotto) en Twitter
  Comentarios