Fútbol

Corrección a despacho: DEP-FUT MUNDIAL EEUU-RETORNO

Megan Rapinoe, de la selección de Estados Unidos, sostiene el trofeo a la mejor jugadora del Mundial, tras su regreso a Newark, Nueva Jersey, el lunes 8 de julio de 2019
Megan Rapinoe, de la selección de Estados Unidos, sostiene el trofeo a la mejor jugadora del Mundial, tras su regreso a Newark, Nueva Jersey, el lunes 8 de julio de 2019 Foto: AP

En un despacho de The Associated Press sobre el regreso a casa de las seleccionadas de Estados Unidos la AP reportó erróneamente la ciudad en la que aterrizaron. El equipo llegó a Newark, Nueva Jersey, no Newark, Nueva York.

Una versión corregida de la historia se encuentra bajo estas líneas.

Seleccionadas de EEUU vuelven triunfales a casa

Megan Rapinoe y las demás seleccionadas de Estados Unidos vuelven a casa, un día después de coronarse en el Mundial. Las reciben varios aficionados con ovaciones y con un cartel de felicitación.

Con la Copa del Mundo y mucha champaña, seleccionadas de EE.UU. vuelven triunfales a su país

NUEVA YORK (AP) — Megan Rapinoe descendió del avión con una copa de champaña en la mano, un burbujeante recuerdo de un viaje memorable al otro lado del Atlántico.

“Gracias, Francia, por la hospitalidad”, dijo la estrella de la selección estadounidense. “Pero, ¡guau! Estamos muy emocionadas por volver a Estados Unidos”.

Las seleccionadas llegaron a Estados Unidos el lunes, un día después de derrotar 2-0 a Holanda para apoderarse del cuarto título mundial en la historia del país. Las jugadoras, cuerpo técnico y personal del equipo aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty alrededor de las 4:30 p.m., y fueron recibidas por varios aficionados que las ovacionaron y que desplegaron un cartel que decía: “¡Felicidades, selección de Estados Unidos!”.

Más seguidores esperaban en su hotel en Manhattan. Y seguramente muchos más expresarán su admiración por toda la ciudad durante la semana, durante una serie de actos que serán coronados el miércoles con un desfile en el tramo de la avenida Broadway conocido como Canyon of Heroes.

“Pienso que todas tenemos ahora una sensación increíble”, dijo Alex Morgan, quien festejó un gol ante Inglaterra con un acto de mímica en el que fingió beber una taza de té.

En el vuelo, prefirió beber champaña.

Rapinoe convirtió un penal en el segundo tiempo y Rose Lavelle añadió un gol, para que las estadounidenses ganaran la final. Comenzó entonces una fiesta que continuó hasta la llegada a la pista del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey.

Las jugadoras se reunieron para un brindis y posaron para las fotos mientras cantaban: “We Are The Champions”.

“Pasamos por diferentes etapas”, relató Morgan. “Al comienzo todas estábamos emocionadas y luego hubo algo de resaca. Dormimos un poco y después nos levantamos y comenzamos a celebrar más”.

El equipo recibió innumerables felicitaciones en las redes sociales: De los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton; del actual Donald Trump; de la ganadora de otro Mundial Mia Hamm; del basquetbolista Stephen Curry; del rapero y productor Snoop Dogg; de la conductora televisiva Ellen DeGeneres y de muchos más.

Decenas de políticos se unieron a los elogios, y los líderes demócratas en el Congreso invitaron a las seleccionadas para que visiten Washington.

Todo ello fue una noticia para las jugadoras cuando aterrizaron, dado que no había Wi-Fi en su vuelo de regreso a Estados Unidos.

“Fue algo muy loco que, en este día y en 2019 hayamos estado sin conexión durante nueve horas seguidas”, opinó Rapinoe. “En cierto modo tratamos de ponernos al corriente con todo”.

Será el primer desfile de su tipo en Nueva York desde que la selección se coronó en el Mundial de 2015.

  Comentarios