NBA

El Heat de Miami no encuentra a su armador ideal

Mario Chalmers.
Mario Chalmers.

El nuevo Heat alrededor de Dwyane Wade sigue a medio construir.

Después de lo visto en los primeros juegos de pretemporada se evidencia sobre todo una gran carencia en la posición de armador, un puesto vital en el básquetbol actual en la NBA.

Si bien es cierto que Wade pudiera asumir ese rol en algunos momentos, esto lo distraería demasiado de su función principal: anotar puntos y le exigiría mucho más, por lo que el cansancio podría hacer mella en su desempeño.

No es lo mismo que sea organizador durante cinco minutos en un juego que durante la mitad del mismo a lo largo de toda la temporada, de ahí la importancia capital en encontrar un armador titular lo antes posible.

Chris Quinn abrió el primer juego y pudiera ayudar en ataque. Tiene un buen tiro de tres puntos y conoce el sistema, pero defensivamente es muy flojo y le falta más potencia en ataque.

Mario Chalmers es todo lo contrario, defiende bien y en caso de ir ganado en el partido pudiera ser útil, pero novato al fin le falta adaptarse y se pierde en ataque.

Marcus Banks es el más regular hasta ahora, pero no es precisamente el líder que necesita un equipo que aspira a llegar a los plyoffs.

Ante este panorama todo se centra en la recuperación de Shaun Livingston, un armador de gran estatura y buenas maneras, quien quedó fuera de la cancha tras una grave lesión en la rodilla, que necesitó una intervención quirúrgica.

Livingston tiene una media de 7.4 puntos por juego en sus tres años en la NBA, después de promediar 9.3 con los Clippers de Los Angeles antes de lesionarse el año pasado. Además de hacer unas cinco asistencias en los 27 minutos que promedia por encuentro.

Con él y Wade en la cancha el quinteto de Miami tendría una una buena defensa, que unida a la delantera formada por Shawn Marion, Michael Beasley y Adonis Haslem harían un equipo que puede aspiar a todo.

El propio Haslem podría jugar también de centro sobre todo ante la baja del veterano pívot Jamaal Magloire, quien fue el que mejor lució bajo las tablas en París, por una frantura en un brazo.

En esa posición Mark Blount debe ser el titular principalmente por su arsenal ofensivo y Joel Anthony el suplente en momentos donde sea necesario mayor defensa. David Padgett podría ayudar también con sus pases, pero aún no está listo.

Pero más que encontar un quinteto abridor y un buen banco el Heat necesita recuperar su mentalidad ganadora en lo que resta de pretemporada, donde lleva más de 10 partidos perdidos consecutivamente, ya que esa actitud es la que le llevará a conseguir lo que se proponga en esta campaña 2008-2009.



Envíe sus cartas y comentarios a:

pgonzalez @herald.com



  Comentarios