NBA

Los problemas de altura pueden hundir la temporada del Heat

Udonis Haslem trata de contener a Jermaine O'Neal.
Udonis Haslem trata de contener a Jermaine O'Neal.

Contra viento y marea, y estructuras humanas superiores en peso y estatura, Udonis Haslem ha puesto corazón y garra desde su posición de centro para el Heat de Miami, pero ya es evidente que eso no basta.

Si algo puso al descubierto el choque del lunes en la Arena American Airlines fue la incapacidad del equipo del coach Erick Spoesltra de batallar de tú a tú contra rivales más altos y fornidos.

Haslem hizo cuanto pudo contra Yao Ming, pero el gigante chino se impuso gracias a su físico imponente.

"Tratamos de contenerlo, pero Yao es Yao'', reconoció el delantero de Miami, Michael Beasley. "Tiene ocho pies de estatura. No se puede hacer mucho contra eso''.

Pero si el enfrentamiento contra Yao es historia, los próximos desafíos de Haslem -6.8 pulgadas y 230 libras- también atemorizarían al más valiente de los jugadores en la liga.

A partir de esta noche, el Heat comienza una gira que le llevará en su primera parada a chocar contra Greg Oden y los Trail Blazers de Portland antes de seguir camino el viernes hacia Phoenix y el sábado a Los Angeles.

Si en el desierto los espera un Shaquille O'Neal sediento de venganza, el equipo tampoco encontrará tregua con Chris Kaman y los Clippers, que ya en el pasado le ha hecho la vida difícil a Miami.

Ciertamente, estos son hombres que campean por su respeto en la Conferencia Oeste y Haslem ha tenido mejor suerte contra hombres del Este como Spencer Hawes, Samuel Dalembert, Tyson Chandler, Josh Boone y Rasho Nesterovic.

Pero el Heat no puede contentarse con esta realidad, porque sin un hombre alto de calibre los sueños de playoffs durarían bien poco.

Dicen que Jamaal Magloire podría sumarse al conjunto dentro de pocas semanas y que Alonzo Mourning saldría de su retiro en algún momento de enero o febrero, pero esas no son soluciones definitivas.

Si no viene ayuda y pronto, Haslem tendrá una temporada demasiado larga y cruel.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios