NBA

Colapso a dos manos

EL JUGADOR de los Huracanes, Jack McClinton (der.), fue 
expulsado del encuentro en un discutido fallo arbitral.
EL JUGADOR de los Huracanes, Jack McClinton (der.), fue expulsado del encuentro en un discutido fallo arbitral. El Nuevo Herald

Con un ambiente más visto en marzo o durante partidos de liga, los Huracanes cayeron por segunda vez anoche tras una decisión de los árbitros y un terrible segundo tiempo.

Ohio State (4-0) derrotó a Miami (4-2) 73-68 en el Bank United Center.

La estrella del conjunto de Frank Haith, Jack McClinton, fue botado a mediados del primer tiempo durante una jugada curiosa y los Huracanes, aun terminando bien la primera mitad, nunca recuperaron su falta de puntos y permitieron un parcial de 51-32 en el segundo tiempo.

"Perdimos la presión defensiva en el segundo tiempo," comentó Haith después de la derrota. "No fue lo mismo que en el primer parcial y les dejamos demasiados tiros en la pintura."

Lance Hurdle lideró a los Huracanes con 14 puntos y Dwayne Collins añadió ocho puntos y 11 rebotes.

Jon Diebler fue el enemigo de la noche al encestar en cuatro de sus seis triples en el segundo tiempo para los visitantes. El veterano terminó con 20 puntos y David Lightly marcó 11 unidades.

Al principio del partido parecía que los Huracanes usarían su debut en televisión nacional esta temporada para impresionar al país, saltando encima de los Buckeyes 11-2 para comenzar el partido.

Daba la impresión que McClinton tendría una gran noche al marcar sus primeros tres intentos detrás del arco.

Todo cambió en una acción con 10:21 por jugar.

Antes de conectar su cuarto triple de la noche, McClinton pegó a Anthony Crater en la cara después de un pase a Hurdle.

Hurdle se la pasó de vuelta y McClinton conectó su cuarto triple. Justo después, los árbitros pararon el partido, repitieron la jugada y decidieron botar al veterano por la falta que no habían silbado antes, aunque los puntos contaron.

"Eso es lo que vieron los árbitros," declaró Haith. "El segundo jugador es al que siempre van a ver."

Aun así, los Huracanes terminaron la primera mitad fuerte, completando un parcial de 36-22.

Los Buckeyes de Thad Matta se ajustaron durante el descanso y respondieron inmediatamente. Usando un parcial de 15-2 llegaron a un punto de Miami y tomaron la ventaja con un triple de Jeremie Simmons 57-54.

No perderían más.

Miami tuvo la oportunidad de empatar el partido con 25 segundos restantes en el marcador, pero el pase de Brian Asbury se le escapó a Hurdle.

Eddie Ríos no jugó para Miami al ser suspendido por violación de las reglas del equipo y no se sabe cuándo regresará.

El video de McClinton ahora será visto por la liga que decidirá si suspenderá al veterano jugador para el partido contra Kentucky.

  Comentarios